Hacks de maquillaje que todas deberíamos conocer… ¡y practicar!

Maquillarnos correctamente es todo un arte ya que debemos conocer acerca de texturas, colores y estilos. Estos conocimientos los adquirimos mediante la práctica. Sin embargo, existen algunos hacks de maquillaje que harán de nuestra rutina diaria algo más sencillo. ¿Quieres conocerlos?

Recicla la varita de tu máscara de pestañas

Cada vez que termines una máscara de pestañas guarda el aplicador. Sólo tienes que lavarlo  y desinfectarlo muy bien. Al hacerlo obtendrás diferentes beneficios. Uno de ellos es que puedes utilizar ese cepillo con alguna otra máscara de pestañas para crear un nuevo efecto. También puedes aplicar aceites esenciales en tus pestañas por las noches de una manera más precisa. Por último, también puedes usar el cepillo para peinar tus cejas.

 Hacks para un makeup no makeup

Si quieres que tus pestañas tengan más volumen, sólo debes aplicar un poco de polvo translúcido en ellas. Después, extiende el rímel como de costumbre. Otro truco para que tu makeup se vea un poco más natural es utilizar bálsamo antes del labial. Es importante mencionar que sólo debes aplicar unos ligeros toques del labial y esparcirlo con cuidado por tus labios. Así quedarán un toque de color ligero. Para cubrir tus ojeras, utiliza un corrector más claro que el tono de tu piel y después agrega polvos translúcidos para sellar.

Reemplaza tu dry shampoo 

En ocasiones no tenemos tiempo suficiente para arreglarnos y el cabello es un desastre. En shampoo en seco es un buen recurso, pero, ¿qué hacer cuando se acaba? Para estos momentos sólo necesitas utilizar talco de bebé, este secará cualquier resto de grasa del cuero cabelludo. También puedes hacer tu propio shampoo en seco con dos cucharadas de harina de arroz, dos cucharadas de cocoa, una cucharadita de bicarbonato de sodio y una gota de la esencia que más te guste. Mezcla los ingredientes ¡y listo!

 Calienta tu rizador de pestañas

 De entre todos los hacks este es uno de los más raros, pero en verdad funciona. Sólo debes pasar un poco de aire caliente en tu rizador de pestañas. Hazlo con la ayuda de una secadora. De esa forma el rizador podrá moldear a la perfección tus pestañas sin maltratarlas. Sólo ten cuidado con la temperatura o podrías quemarte.

Este video te puede gustar