Lleva tu nueva relación poco a poco

Cuando tenemos una nueva relación, a veces la emoción nos hace comer ansias. Entonces queremos comernos el mundo a mordidas pero no es siempre lo más conveniente. Es decir, somos adultos y no podemos seguir actuando como cuando tuvimos nuestro primer novio. Si bien es cierto que la emoción que experimentamos es muy similar, también debemos ir con cautela, pues ya tenemos, poca o mucha, experiencia en el tema, ¿cierto? Así que pongamos atención en estos aspectos de la relación para hacerlo mejor esta vez.

Habla y escucha

  • Es indispensable que expreses tus deseos. Así permitirás que él te conozca y que actúe en consecuencia. Tanto tus deseos personales, como los que tengas hacia él, es bueno que los manifiestes.
  • También, por supuesto, será necesario que lo escuches, pues al hacerlo le haces saber que te importa. Por otra parte, sabrás quién es y qué le gusta. Esclarecerás tus ideas, si puedes lidiar o no con ciertas formas de ser suyas.

Ve con cautela en tu nueva relación

  • Así mismo, en lugar de correr, mejor ve con cuidado. Es decir, observa cómo responde a tu forma de ser; qué dice acerca de tus deseos y metas personales. Así podrás darte cuenta si también quieres eso o no; si solamente es una atracción física o si en realidad te agrada la idea de tener una relación seria con él.
  • Entonces si no te gusta algo, háblalo. También es válido decir: “esto no me gusta de ti” y llegar a acuerdos. Las relaciones no son perfectas, así que deberán trabajarla y qué mejor que sea desde el inicio.

No se vuelvan dependientes uno del otro

  • Dale su espacio. Claro que al inicio pasa que queremos estar pegados todo el tiempo en todos lados. Así que de pronto se vuelve difícil cuando no es posible y lo extrañamos, pero no debe ser así. Lo único que pasará es que se volverán codependientes y un día será difícil salir de ese círculo vicioso.
  • De la misma manera, ten tu propio espacio, sal con tus amigas. Mantén tu independencia. Por lo tanto, no dejes de hacer tus actividades por él, ni lo invites siempre a todas partes. Es necesario que ambos salgan y compartan su vida pero también hay eventos y momentos que solo son para ti, ¡disfrútalos!

Sé tú misma y sé paciente

nueva relación

  • Evita pensamientos negativos que no tienen fundamentos, pues solo los irán desanimando. Tampoco dejes a un lado tu autenticidad y tus ideas. Siempre sé fiel a ti misma.
  • Recuerda que no siempre tienes la razón, ni tampoco él. Así que ambos deben aprender a ceder cuando sea preciso. No se dejen llevar por la obstinación.
  • No lleves enseguida a tu pareja a conocer a tu familia, ni conozcas a la suya. Mejor vayan con paciencia en el avance de su relación y cuando sea momento, dense esa oportunidad de entrar a la familia.

Poco a poquito, con paciencia, las cosas salen mucho mejor. Siempre hazle caso a tu corazonada, si algo no te gusta tanto toma nota, pero tampoco te vuelvas temerosa, ¡arriésgate!

Este video te puede gustar