La diferencia entre ser floja e ir demasiado lejos en el gimnasio

La constancia, el trabajo duro y una buena alimentación son la clave para ver los resultados del gimnasio. Sin embargo, en ocasiones lo más difícil es ir a entrenar. Ya sea por compromisos sociales, laborales e inclusive por flojera, solemos no ir. Esta es la diferencia entre las personas que no quieren ir al gimnasio y las que viven muy lejos de él.

La diferencia entre entrenar duro y exagerar

Es muy positivo enfocarnos en nuestras rutinas, buscar mejores ejercicios y extender un poco nuestro tiempo en el gym. Sin embargo, debemos respetar nuestro cuerpo y sus necesidades. Si lo sobrecargamos diariamente sólo conseguiremos fatiga mental y física. De esa forma, cuando pienses en el gimnasio, automáticamente te sentirás fatigada y sin ganas de ir.

 Estar exhausta y tener flojera

 Algunas chicas trabajamos o vamos a la escuela lejos de nuestra casa. Eso implica pasar de seis a ocho horas lejos de nuestro hogar. A ello se le suma el tiempo de traslado de un lugar a otro. Por eso al llegar a casa las únicas cosas que quieres hacer son comer y dormir. Sin embargo, recuerda que debes ir al gimnasio, pero la idea suena terrible. Te recomiendo que si tu cansancio es excesivo no vayas, pero si es una molestia pasajera, ir al gimnasio te reactivará.

Posibles soluciones

Si ya has intentado compaginar tus horarios, salir antes del trabajo o la escuela e inclusive has cambiado tu rutina pero no ves resultados, tal vez debas cambiar de gimnasio. Una buena opción sería buscar uno que esté cerca de tu escuela o trabajo. La única desventaja es que tendrías que llevar comida y ropa limpia, pero así no podrás evadir tu rutina de ejercicios. También puedes realizar ejercicio en casa, de esa forma ahorrarías un poco de dinero y estarías más cómoda.

Este video te puede gustar