Ni dejada, ni solterona, ni amargada

Mucha gente piensa: “¿A quién engaña? Todo el mundo quiere tener novio y casarse, ¡solterona!”. La realidad es que no todo el mundo quiere eso y muchas personas están felices con su soltería. Así que si tú eres una de las que no tiene pareja y estás muy bien así, te identificarás con este texto.

No soy “solterona”, ¡soy libre!

mujer sonriendo risa solterona

  • No soy a partir de lo que un hombre piensa de mí. Tampoco me siento más hermosa si un hombre me considera así. Yo sé lo que soy y lo que valgo por mí misma y no por tener una pareja.
  • Mi decisión es crecer profesionalmente porque esa es mi pasión. Es lo que me hace sentir plena día a día.
  • Quiero conocer el mundo junto con toda su gente diversa. Deseo hacer lo que prefiera sin depender de una pareja.
  • Me amo a mí misma y disfruto de mi compañía como de ninguna otra. Me gusta estar sola porque puedo conocerme.
  • Para sanarme no necesito a un hombre, pues mis talentos y virtudes me permiten estar en paz conmigo misma.
  • Mi prioridad es ser feliz y sentirme plena y para eso no necesito una pareja.
  • En el momento en que conozca a esa persona con la que pueda compartir todo lo que soy, entonces pensaré en el amor. Mientras, pienso en el amor propio y el amor a lo que hago.

Así que aunque me llamen solterona y amargada, no importa, porque realmente soy muy feliz.

Este video te puede gustar