Yoga prenatal: Lo mejor que pude hacer para tener un parto más fácil.

Yo llevaba ya 5 años practicando yoga, cuando me quede embarazada de mi primer hijo Said. Es por ello que no me pareció una mala idea seguir con mi práctica durante el embarazo. Claro que hable de ello con mis doctores, todos ellos me dijeron que estaba perfecto que yo continuara con mi ejercicio.

Practique yoga , especialmente yoga prenatal hasta el último día de mi gestación

Practiqué hasta el último día de mi gestación, adaptando mi práctica al crecimiento de mi barriga. Asistí a practicas con otras mamás y también seguí con mi practica individual. Con tantos años de práctica nunca pensé que fuera a necesitar ayuda, ni que mi parto sería tan duro como lo fue. La verdad es que en mi primer embarazo todo fluyo perfecto hasta que llego mi día de parto y el dolor era tan fuerte que sentía me iba a partir en dos. Por más respiraciones que diera, no lo logré hacer sin la epidural. Esto me hizo setir algo culpable. ¿qué no se supone que el yoga ayuda a tener un parto más sencillo? La cosa es que preferí irme por mis años de experiencia sin prestarle atención a las clases de yoga prenatal. Cosa que cambio mucho en mi segundo embarazo.

Ejercicios que son aptos para embarazadas.

Cuando llego mi segundo embarazo estaba dispuesta a darle una segunda oportunidad a la experiencia del yoga prenatal.

Me apunte a las clases. Fue una experiencia completamente diferente cuando me abrí a pasar mis clases con otras embarazadas. Después de todo traer una vida a este mundo no solo te provoca cambios corporales, también hay muchas cosas en tu cabeza que es difícil comentar con personas que no tienen hijos. Ser consciente de que estas creando vida es retador para cualquier mujer. Durante este segundo proceso aprendí a escuchar un poco más a mi cuerpo.

Beneficios de la meditación para calmar tu mente.

Esta vez el yoga prenatal me ayudo mucho más al parto

Es cierto, el dolor no se va a ir del todo. Sin embargo tener fuerza en las piernas, el abdomen y el suelo pelvico sí hace la diferencia. Esta vez no hubo tiempo de epidural, pero definitivamente la pasé mejor que el primer parto. De alguna forma el yoga prenatal me ayudo a estar más consciente de mi respiración y también me programo para hacerle caso a mi cuerpo a la hora del parto.

Lo que se siente ser madre en plena pandemia

Te ayuda con el estrés y el insomnio

Creo que lo mejor que te puedo compartir de mi experiencia es que el yoga prenatal te da mucha fuerza mental. Pero también alivia mucho las molestias de la espalda y el insomnio. En algún momento de mi embarazo, dormir empezó a ser un problema. Entonces la maestra del yoga nos enseño algunas posturas y respiraciones que se pueden usar para relajarte y encontrar más rápido el sueño, que es fundamental en esta etapa.

Te sugiero investigar de los mejores lugares, sobretodo checar referencias y encontrar un instructor certificado que te ayude.

Este video te puede gustar