Ya empezaron los bochornos… esto es lo que necesitas saber sobre la menopausia

Así como en la adolescencia el cuerpo y la mente sufren cambios, en la menopausia ocurre lo mismo. Recuerdo que mi madre se quejaba de los bochornos y dolores de cabeza. También tenía cambios en su estado de ánimo, que eran consecuencia de los malestares y nuevas sensaciones que estaba viviendo. Esto no significa que tengas que preocuparte, pero para que salgas de duda, esto es todo lo que necesitas saber sobre la menopausia.

Tres etapas

La menopausia se define como el último período de menstruación y ocurre entre los 47 y 50 años de edad, aproximadamente. Es decir, la mujer ya no podrá quedar embarazada. Se divide en tres etapas:

  1. Perimenopausia. Se puede presentar ocho o 10 años antes de la menopausia, cuando los ovarios producen menos estrógenos, y en los últimos dos años la producción de esta hormona se cancela.
  2. Menopausia. En esta etapa ya no hay producción de óvulos ni estrógenos. Es decir, la ausencia de sangrado es total. Suele durar sólo 12 meses.
  3. Postmenopausia. Los sofocos se han ido, pero en esta etapa hay más riesgos para la salud. Es permanente y aumenta la posibilidad de desarrollar osteoporosis y enfermedades cardíacas.

Se puede adelantar o atrasar

La menopausia se puede adelantar o atrasar debido a varios factores. En el primer caso, puede ser por factores genéticos y psicosociales. El tabaquismo, la obesidad y la mala alimentación influyen. Y se puede atrasar por el tiempo de lactancia, un período prolongado de uso de anticonceptivos y el vegetarianismo.

Síntomas… ¡y bochornos!

Cada mujer vivirá la menopausia de una particular; sin embargo, existen alteraciones claves. Algunas son: resequedad en la piel y los ojos y dificultad para dormir. También resequedad vaginal y sudores nocturnos. Y los famosos bochornos que generan la sensación de calor extremo en todo el cuerpo. Si estás viviendo estos síntomas, es necesario que acudas con el ginecólogo.

Tratamientos

Algunas mujeres  pueden vivir esta etapa sin medicamentos, pero es necesario que hagan ejercicio y lleven una alimentación sana. Hay otras mujeres que requieren tomar estrógeno para prevenir la pérdida ósea. En caso de que estos últimos estén contraindicados, también pueden emplearse los gestágenos solos o la tibolona, que es un esteroide sintético y es útil en el tratamiento de los síntomas y como protección de la masa ósea. Lo negativo de la tibolona es que a largo plazo aumenta el riesgo de cáncer de mama.

Este video te puede gustar