Vulvas, todo lo que debes saber sobre ellas

La verdad es que tanto hombres como mujeres ignoran que existen diferentes tipos de vulvas. Esto se debe a la poca educación sexual que se tiene. Como consecuencia, hay inseguridad e inclusive frustración en cuanto al cuerpo y la vida sexual. Por ello, en esta ocasión te platicamos todo lo que necesitas saber acerca de las vulvas.

Anatomía general de las vulvas

Así como no hay dos mujeres iguales, lo mismo pasa con las vulvas. Sin embargo, sí hay rasgos generales que comparten y que integran la anatomía general de las vulvas. Todas poseen labios mayores que pueden ser largos, cortos, claros u oscuros. Su función es proteger tanto a los labios menores como a tu vagina, clitorís y uretra.

Vulvas perla

Las vulvas perla tienen una gran ventaja, pues estas exponen al clítoris más de lo normal. Por ello es fácil estimularlo ya sea con juguetes, roce genital o con las manos. Sin embargo, debido a esta condición también puede irritarse con facilidad. Si vas a estimularlo, comienza de forma lenta y aumenta la intensidad gradualmente.

La caperucita

Este peculiar nombre se le otorga por el largo y ancho del capuchón que recubre al clítoris. Este lo oculta por completo, por lo que hay que buscarlo un poco para estimularlo. No es tan difícil, basta con que lo dobles hacia atrás y la diversión comenzará.

 Flamenca o de labios grandes

Esta recibe su nombre por el efecto que tienen sus labios menores, los cuales son más largos que los mayores. Esto los hace sobresalir y crear una especie de ondas, tal como los holanes de las prendas flamencas. Esto no es ningún impedimento para la penetración, incluso podrías estimularlos para darte un poquito más de placer.

¿Te imaginabas que hubieran tantos tipos?

Este video te puede gustar