¿Por qué voy más al baño cuando estoy en mi periodo?

Es algo que todas las mujeres nos hemos preguntado con frecuencia, porque no es ni la primera ni la última vez que sucede. Con la llegada del periodo aumentan las terribles ganas de ir al baño y esto se debe a la producción de hormonas en esos días del mes. Así que llegó la hora de resolver tus dudas y descubrir de una vez porqué sientes ganas de ir al baño frecuentemente.

Las responsables de esta sensación incómoda son las prostaglandinas y la progesterona. Y si te estás preguntando exactamente que son, cómo funcionan o de que manera afectan a tu cuerpo, te damos la respuesta.

¿Qué son y cómo funcionan?

Las prostaglandinas son sustancias derivadas de los ácidos grasos. En especial del ácido araquídonico. El papel de las prostaglandinas es actuar como mediadores en el organismo. Esta mediación a menudo tiene efectos opuestos. O sea que ejercen su efecto sobre las células que originan y adyacentes. Entonces ¿que hacen para que te den ganas de ir al baño?

Efectos

Durante el ciclo sexual femenino, los diferentes influjos hormonales hacen que los niveles de diferentes tipos de prostaglandinas aumenten o disminuyan a lo largo de tu periodo, dándole paso a determinadas acciones. Como por ejemplo:

  • Contracciones urinarias.
  • Dolor durante tu periodo.
  • Necrosis del endometrio.
  • Vasocontricción de los vasos que irrigan la capa mucosa uterina.

Esto quiere decir que estas hormonas son las responsables de los dolores menstruales. Y como el útero se ve afectado, las zonas cercanas al útero también lo son, en este caso los intestinos. Las prostaglandinas pues, tienen un efecto en tus intestinos y entonces tienes más ganas de ir al baño con más frecuencia. Por otro lado, la progesterona combinada con las prostaglandinas tiene un efecto astringente.

Normalmente este efecto intestinal les sucede más a las mujeres que no toman pastillas anticonceptivas o algún otro método anticonceptivo. A diferencia de las chicas que sí toman anticonceptivos.

Este video te puede gustar