Violencia obstétrica, ¡no la permitas!

El embarazo es una de las etapas más felices que una mujer puede vivir; sin embargo, también es una etapa muy vulnerable. En este sentido tanto el bebé como tú corren riesgos que en ocasiones son inimaginables. Por ejemplo: la violencia obstétrica. Esta consiste en recibir malos tratos por parte del personal médico que te atiende, antes, durante y después del parto. Son increíbles los números de casos que se presentan, por ello mejor infórmate para evitarla.

¿Qué es la violencia obstétrica?

Se trata de la violencia física, emocional e inclusive sexual que una mujer experimenta durante el embarazo. Cualquiera de estas puede presentarse antes, durante y después del embarazo. Existen formas diversas, algunas tan sutiles que no logramos identificarlas como abuso en primera instancia. Por ello es tan peligroso tanto para la madre como para el bebé.

  • Es violencia si el doctor te niega algún tratamiento de fertilidad.
  • Los doctores no pueden ignorar ninguna de tus dudas, quejas o molestias en ningún momento.
  • La realización de cirugías sin consentimiento tuyo o de algún familiar.
  • Negar el contacto entre madre e hijo.
  • Obligarte a dar a luz de cierta forma.
  • Aprovechar el estado de inconsciencia para agredirte sexualmente.

¿Cuáles sin las consecuencias para ti y tu bebé?

Ser víctima de alguna de estas acciones conlleva consecuencias a corto o largo plazo. Por ejemplo, ser perturbada de esa forma antes de parto podría traer complicaciones durante el mismo. Así mismo, esta situación puede dejarte una huella emocional que te afectará en tu segundo parto. Por eso es muy importante que acudas con un especialista si has sido víctima de este delito.

¿Qué hago si fui víctima?

Este delito aún se analiza para legislarse; sin embargo, es muy importante que denuncies cualquier tipo de maltrato. En ese sentido el hospital o aquel médico que te haya agredido debe pagarte una indemnización para cubrir la terapia psicológica. No obstante, recuerda que es un deber denunciar para evitar que más madres pasen por esto.

¿Conoces a alguien que haya vivido  algo semejante?

Este video te puede gustar