Mi vida se vio afectada debido al cambio hormonal en mi cuerpo

No cabe duda de que el cuerpo es muy inteligente y de una u otra forma nos demuestra cuando algo no anda bien. El cambio hormonal es uno de los principales factores que afectan al organismo y prueba de ello es lo que me pasó.

Pubertad

Recuerdo que desde la pubertad, cuando llegó mi periodo, supe que habría un gran cambio en mi vida. Al principio todo era un poco incómodo, pues estaba viviendo algo completamente diferente a lo que estaba acostumbrada. Mi rutina se alteró y tuve que agregar cambios que no había considerado.

Mi ciclo menstrual

Desde el inicio recuerdo que mi ciclo no tuvo problemas, por lo que cada mes sin falta llegaba puntual mi periodo. Así fue durante mucho tiempo, aún no se presentaba ningún problema. Si acaso algún brote de acné de vez en cuando, normales en esa edad. El cambio hormonal comenzó a darse. Mi cuerpo cambió, algunas partes crecieron y todo estaba “bien” o al menos eso creía. Después de 10 años aproximadamente, un bebé llegó a mi vida.

Cambio hormonal presente

Es cierto que durante el embarazo, la belleza de una mujer se descubre al máximo y para prueba fue lo que yo viví. Mi cabello estaba hermoso, mi piel era muy suave y no tenía ninguna imperfección. Mi periodo no dejó de ser regular y parecía que todo estaba bien. Tras el nacimiento de mi bebé, la suerte seguía de mi lado. Sin embargo, todo cambio unos meses más adelante. Después del nacimiento de mi bebé los siguientes meses fueron bastante estresantes y mi cuerpo empezó a tener “fallas”.

Desequilibrio

Empecé a tener más apetito de lo normal, me sentía cansada a pesar de haber dormido lo suficiente. Había noches en las que no podía conciliar el sueño y lo peor es que mi cuerpo se llenó de acné. Tuve que acudir al médico y me confirmó la sospecha. Mis niveles hormonales se habían desajustado al grado de que mi cuerpo lo demostró de esas maneras. La doctora tuvo que prescribir un tratamiento para poder ayudarme, aunque debo reconocer que aún no estoy bien del todo.

Muchas causas

La ginecóloga me explicó que el tener un bebé o cambiar tu rutina de vida puede afectar bastante tu salud. Incluso dejar de tener vida sexual puede salir contraproducente a la larga. El cuerpo se acostumbra a un modo de vida en el que recibe o regula las hormonas de un modo específico. Si es así por mucho tiempo, se crea una nueva rutina. El problema surge cuando después de mucho tiempo esa rutina se desquebraja. Ya sea por un bebé o la falta de sexo, el cuerpo lo resiente y termina demostrándolo por medio de la piel, por ejemplo. Los niveles de estrés pueden elevarse, además de presentarse brotes de acné o pérdida de cabello. Lo importante es acudir al médico si notas algo diferente o te sientes mal. Él sabrá qué darte para contrarrestar el efecto de las hormonas en tu cuerpo, no lo olvides.

Este video te puede gustar