Verdades que nadie te dice cuando entras por primera vez a un gym

Cuando se entra por primera vez al gym, suponemos que dentro de algunos meses vamos a lograr estar super firmes y guapísimas. La realidad es que siempre hay algunas mentiras de las que nadie te habla, cuando se presenta esa ocasión.

Hace ya muchos años cuando entré por primera vez al gym, me vi rodeada de todas estas mentiras. De hecho, pasaron algunos años hasta que pude desmentirlas. Aunque estas no son el gran secreto que te lleva a estar más delgada y en forma, algunas de estas cosas pueden ser perjudiciales para tu salud. Aquí te dejo algunas de ellas, esperando que también me cuentes algunas que tú conoces.

Es raro el entrenador que te da una rutina sin que le pagues

Siempre te dicen en recepción que tienen varios entrenadores de planta y ellos están para guiarte. Por supuesto que los entrenadores viven en el gimnasio rondando a las chicas con buen cuerpo, dejando a las que apenas van iniciando a su suerte. Las primeras veces te dan rutinas muy básicas que sí te ayudan, pero no están tan especializadas como deberían. Si tú requieres una rutina específica, tendrás que pedírsela a tu entrenador, quien te cobrará una pequeña suma por tu rutina personalizada. No me malinterpretes, no tiene nada de malo que cobren por su trabajo; sin embargo, la primera vez que entras al gym es de las cosas que nadie te dice hasta después de un rato. Así que puedes pasar hasta dos meses con la misma rutina.

El vapor no te hace bajar de peso

Muchas chicas que van al gimnasio después de hacer su respectiva hora de cardio entran al baño de vapor a acabar con unas cuantas calorías más. De hecho, el vapor no sirve más que para relajarte y abrirte los poros. Finalmente, el abuso de este placer de gimnasio puede acabar en manchas que no se borrarán más que con el dermatólogo. Se debe a que la piel se irrita y se protege soltando melanina, la sustancia que le da color.

La caminadora no sirve si no vas a un ritmo constante e intenso, menos si miras el celular

La caminadora solo sirve si vas a una velocidad constante e intensa. Si pasas tres horas encima de ella viendo el celular o platicando con tu amiga a una velocidad lenta, no funciona. Haz un esfuerzo por tu cuerpo, mantén el ritmo en la caminadora para obtener los beneficios de hacer cardio.

Es mejor hacer una hora intensa, que dos horas papaloteando

Si descansas demasiado, todo el ejercicio que estás haciendo no va a valer la pena. El músculo crece cuando lo irritas más. Si le das un estímulo y después paras, nunca va a crecer. En pocas palabras no lograrás nunca el abdomen tonificado que estás buscando.

Las pesas no te van a dejar músculos de hombre

Muchas chicas tienen miedo de hacer pesas porque piensan que van  terminar pareciendo físico constructivistas. De hecho, muy pocas mujeres logran marcarse tanto por dos cuestiones. Una: la predisposición genética. Si tu cuerpo es de tipo mesomorfo tiende a desarrollar mucha masa muscular. Entonces podrías llegar a marcarte más rápido. Por otra parte, nunca llegarás a este nivel de musculatura naturalmente, pues las mujeres no producen la suficiente testosterona para lograrlo. Las chicas que se dedican a esto profesionalmente consumen esteroides.

Hacer abdominales no aplana el abdomen

Cuando entras por primera vez al gym todas creemos que dependiendo de la cantidad de abdominales será el resultado. Así que podemos permanecer más de una hora haciendo abdominales. No obstante, lograr un abdomen así requiere de una dieta especializada. Aun con esto las abdominales pueden ayudar a corregir lesiones, corregir la postura y a endurecer los músculos aunque la textura de cuadritos no se logre hasta bajar el índice de grasa corporal.

Este video te puede gustar