Ventajas y desventajas del anticonceptivo inyectable

El anticonceptivo inyectable es una opción más para evitar un embarazo mientras tienes relaciones sexuales. Claramente, este es un método eficaz que previene embarazos no deseados, pero no evita enfermedades de transmisión sexual. Las inyecciones tienen pros y contras que debes conocer antes de utilizarlas. Es importante que antes de ponértelas, asistas al ginecólogo para saber si es el mejor método que puedes utilizar para tener relaciones sexuales con seguridad.

¿La inyección es una opción segura? 

Existes dos tipos de inyecciones, la mensual y la trimestral. La primera contiene hormonas combinables que son estrógeno y progesterona, mientras que la trimestral solo contiene progestina. La edad ideal para comenzar a utilizar este método es de los 18 años en adelante. Indicado para las mujeres sanas que desean evitar embarazos. El anticonceptivo inyectable contiene hormonas similares a las que produce el organismo femenino. Actúan evitando la ovulación creando un flujo espeso en el cuello de la matriz que evita el paso de los espermatozoides. La aplicación mensual o trimestral tiene efectividad alta desde el primer día de aplicación, siempre que se usen adecuadamente.

Pros y contras del anticonceptivo inyectable

Como beneficio, disminuye el sangrado menstrual, los cólicos y dolores de abdomen. El acné en ciertas ocasiones desaparece, el grosor del vello disminuye y se reduce el riesgo de contraer cáncer de ovario o matriz. Por otra parte, algunas mujeres presentan náuseas, mareos hasta dolores de cabeza; además de pigmento en la piel y cambios en la menstruación. Con el paso del tiempo, los malestares disminuyen o desaparecen una vez que el cuerpo se acostumbra. Sin duda, es un método seguro que debe estar bajo supervisión de un doctor. Se recomienda que la aplicación sea hasta por cinco años, cuando se suspende el uso, la fertilidad regresa.

¿Alguna vez has utilizado este método? Cuéntanos tu experiencia.

Este video te puede gustar