Unas pompis perfectas con fitball

¿Estás lista para hacer un cambio en tu cuerpo? Consigue unas pompis perfectas solo con tu fitball. Deja de poner excusas y esfuérzate por lo que quieres.

Antes de empezar

Young blonde woman training with fitball. Fitness exercises

Para hacer estos ejercicios solo vas a necesitar tu fitball, un tapete y muchas ganas de trabajar por unas pompis perfectas. No olvides que durante esta sesión debes mantener el abdomen contraído y es importantísimo que intentes mantener el equilibrio. Quizá al principio sufras algunas caídas, pero no te desesperes, con el tiempo tendrás la fuerza para ejecutar mejor los ejercicios. Además, la disciplina y constancia te ayudarán a mantenerte firme en tu propósito.

Por otra parte, debes escoger el nivel físico en el que te encuentras para hacer las series correspondientes:

Principiantes: 1 serie de 10 repeticiones de cada ejercicio.
Nivel medio: 2 series de 10 repeticiones de cada ejercicio.
Nivel avanzado: 3 series de 10 o 15 repeticiones de cada ejercicio

Sentadilla

Encuentra un lugar donde puedas estar pegada a la pared y nada que interfiera en tu espacio. Con las piernas juntas vas a realizar una sentadilla colocando la fitball en tu espalda baja. Como se ve en la imagen de arriba.

El puente

Young woman training in gym with fitball

Recostada sobre tu tapete con las piernas sobre la fitball, tienes que alternar las piernas mientras dejas suspendida tu espalda baja en el aire. Sube y baja en movimientos lentos. Aprieta lo más que puedas tus pompis mientras están arriba. Al final de la serie tendrás que pasar unos 40 segundos comprimiendo tus glúteos para después bajar lentamente.

Para la espalda baja

Colócate encima de la fitball con las manos bien apoyadas sobre el piso. Tienes que elevar tus piernas y bajar lentamente. Procura que tu espalda no se arquee demasiado.

Abdominales

Two girls training in fitness club

Unas pompis perfectas deben venir acompañadas de un abdomen plano. Para esto colócate sobre tu tapete contrayendo el abdomen. Coloca la fitball en tus tobillos. Suspende la pelota al mismo tiempo que subes tu torso. Esto supone un gran reto, te recomiendo hacerlo lo más lento que puedas para obtener buenos resultados.

Este video te puede gustar