Trucos sencillitos para bajar de peso rapidamente

Bajar de peso no tiene que ser un martirio, de hecho con algunos de estos trucos sencillitos para bajar de peso puedes comenzar a ver un cambio.

Controlar nuestro peso siguiendo un estilo de vida saludable que incluya una dieta correcta te ayudará a estar sana y fuerte. Una mujer saludable mantiene un peso acorde a su estatura, ni está en los huesos pero tampoco pasada de peso. Tu físico solo depende de ti, igual que tu salud, así que si estás dispuesta a hacer un cambio en tu vida, debes quererlo y hacerlo por ti. De lo contrario solo lo harás para cumplir y será contraproducente.

¿Cómo se baja rápidamente?

Bajar rápido es posible; sin embargo, tienes que tener unos nervios de acero para llevarlo a la práctica. Lo que se pretende es que aprendas a comer mejor para que en el futuro no tengas que recurrir a una dieta rigurosa. Evidentemente estas recomendaciones van a cambiar tu estilo de vida, por lo que quizá te sientas hambrienta los primeros días. Es muy común tener que lidiar con la ansiedad, pues no estás acostumbrada a comer las porciones adecuadas. Aquí la única solución está en tu fuerza de voluntad.

Para hacer más fácil este proceso, te recomiendo sustituir algunos alimentos para ver el cambio. Una vez que hayas logrado esto puedes consultar a un nutriólogo para llegar a tu meta más rápido.

Adiós al pan

Un gran paso que puedes hacer para bajar pronto de peso es disminuir tus porciones de carbohidratos: pan, tortillas, pasta, arroz… Todo aquello que tenga harina puedes reducirlo, no eliminarlo, REDUCIRLO. Busca alimentos integrales que a tu estómago le tome más tiempo digerir. Todos los productos integrales son buenos para tu cuerpo. Te vas a acostumbrar a su sabor en poco tiempo, dales una oportunidad.

Se te antoja algo dulce

Si tienes ganas de algo dulce, elige una fruta. Tiene azúcares más simples y tu cuerpo aprovecha mejor todos sus nutrientes. Eso sí, ten cuidado con la cantidad de fruta que vas a ingerir, ya que en exceso puede hacerte subir de peso. Controla las porciones y no combines tantos tipos de fruta. El mandato de la OMS es ingerir mínimo 5 porciones de fruta al día, de 80 gramos cada una (para un adulto), el total sería 400 gramos. Una taza de una sola fruta en la mañana y una pieza de fruta pequeña (pera, manzana o durazno) sería un buen snack.

Quieres algo salado

Si estás acostumbrada a comer papas fritas o cualquier otro alimento salado, lo mejor es buscar verduras crujientes que te quiten ese antojo. Verduras como jícama, pepino y zanahoria pueden ser tus leales compañeras de dieta. Úsalas como un snack o inclúyelas en tus comidas, con sal y limón se te irá el antojo de algo salado.

Y para la sed

Olvídate de los refrescos y del agua de fruta. Es mejor que optes por té sin azúcar o bien agua simple. Toma en cuenta que el agua de fruta contiene mucha azúcar y aún así hay veces que la endulzan porque se encuentra desabrida. Baja de peso dejando de consumir bebidas repletas de azúcar que solo te están dañando.

Sigo con hambre

Si al disminuir estas porciones mueres de hambre, entonces come las verduras que quieras. Baja de peso sin sufrir con unas porciones extras de lechuga y otros vegetales.

Ten  paciencia, el cambio no se hace de la noche a la mañana. Requiere de un pequeño sacrificio que podrás disfrutar tiempo después.

Este video te puede gustar