Trucos para bajar de peso fácilmente cuando tienes más de 30

Cómo todas ya saben, bajar de peso después de los 30 es toda una lata. A partir de esta edad la musculatura comienza a descender y por si fuera poco el metabolismo se vuelve lento. Este cambio tan drástico en tu cuerpo junto con el descenso de la testosterona dificulta que puedas bajar de peso. Afortunadamente, con un poco de esfuerzo y mucha constancia, lo conseguirás bajar de peso fácilmente.

No es dieta es un cambio de vida

Lo primero que debes hacer es pensar que una dieta no te ayudará a perder peso, será un cambio radical en tu estilo de vida. Deberás dejar de comer de más, quitar de tu dieta todos esos productos procesados y comenzar a comer más sano. Este cambio de alimentación ayudará a que bajes esos kilos de más, y cuando alcances tu meta, a conservar tu peso y salud. Recuerda que lo más importante en este cambio será los beneficios que tendrás en tu salud en general.

Come despacio

El problema de los kilos de más empieza porque no nos sentimos del todo satisfechas. Comenzamos a comer de más al comer paradas, rápido o simplemente al estar haciendo dos cosas a la vez. Comer al lado de la computadora no es nada sano, te pierdes los sabores y, peor aun, la sensación de saciedad. Come más despacio y disfruta de tu comida.

Toma más agua

El hambre entre comidas es normal, satisfácela con snacks saludables. Sin embargo, recuerda que tener hambre todo el día también puede ser signo de deshidratación. Asegúrate de tomar mucha agua para activar tu metabolismo y evitar el consumo excesivo de alimento.

No mueras de hambre, solo fija tus porciones

No necesitas comer lechuga todo el día para bajar esos kilos de más. Come más verduras y frutas, evita los alimentos super procesados para bajar de peso fácilmente. Además, es buena idea que  averigües las porciones de cada alimento. Ya que no es lo mismo ingerir un tazón lleno de uvas, que solo 17 uvas que son la porción sugerida. Guíate por las porciones, así evitarás comer de más.

Finalmente, es buena idea acudir con un profesional que te oriente. Busca la guía de un nutricionista, aléjate de las dietas milagrosas y los productos que pueden provocarte anemia. Involucra a tu familia en el cambio, es mucho más sencillo que toda la familia comer más sano, así tú pierdes peso y todos ganan salud.

Este video te puede gustar