Trabaja tu abdomen y glúteos sin salir de tu cama, ¡te digo cómo!

¡Vamos! ¡Actívate! La rutina en cama es súper cómoda y sencilla, no tendrás pretextos para no hacerla. Hay diversos ejercicios que puedes realizar acostada, desde rutinas para trabajar brazos hasta abdomen. No necesitas ir al gimnasio para mantener sano a tu cuerpo. Los ejercicios que te propongo son para trabajar principalmente, abdomen y glúteos. Lo mejor es que puedes hacer la rutina mientras ves la tele, hablas por teléfono con tu mejor amiga o escuchas música.

Ejercicio #1

Es muy importante que uses ropa deportiva, no te quedes con la pijama o con la ropa casual. ¡Cambia el chip! Si vas hacer ejercicio desde la cama, empéñate por hacer la rutina correctamente. La rutina en cama comienza con un ejercicio que se llama puente.
Recuéstate en la cama, coloca tus brazos a los lados, dobla las rodillas de forma que crees un puente. Luego, comienza a bajar y subir la cadera. Comprime toda la zona.
Realiza el ejercicio durante 30 segundos.

 Ejercicio #2

¡Es muy sencillo! ¡No te rindas! Nuevamente, recostada en la cama crea un puente con tus piernas, dobla un poco las rodillas y mantén firmes tus piernas. Después levanta tu torso para hacer abdominales, vientre plano. Al subir estira los brazos, sube lo más que puedas, así trabajas más la zona. Realiza el ejercicio en un lapso de 30 segundos.  ¡Yo sé que puedes! Te aconsejo que al subir o marcar la abdominal exhales y al bajar inhales, esto te ayuda para tener mejor rendimiento.

 Ejercicio #3

¡Estás a nada de terminar, no te rindas! ¡Vamos! Lo mejor para el final. Para cerrar con broche de oro la rutina en cama, aquí está el ejercicio más pesado pero más efectivo. A simple vista parece que es sencillo y que no duele, más bien quema.
Acostada boca abajo colócate como si fueras hacer una lagartija, apoya tu cuerpo en pies y brazos, permanece en la postura plancha durante 30 segundos.

¿Qué te pareció, estás lista? Cuéntanos.

Este video te puede gustar