Tomar anticonceptivos durante la lactancia, ¿sí o no?

Seguramente has escuchado que hay algunas cosas que sí puedes hacer durante la lactancia y otras que no. El uso de anticonceptivos hormonales es un tema que causa controversia. Hay mujeres que en cuanto nace su bebé buscan la forma de protegerse para no tener otro. Usar anticonceptivos sería una opción, pero ¿qué tan recomendable es?

Anticonceptivos

La función de los anticonceptivos es proteger el cuerpo de la mujer para que no haya un embarazo. Son hormonas en dosis elevadas que se encargan de alterar ciertos procesos en el organismo para que no sea posible la fecundación de un óvulo. Sin embargo, hay quienes tienen la idea de que usar anticonceptivos hormonales mientras se amamanta no es lo mejor, o al menos no para el bebé.

¿Usarlos durante la lactancia?

Sí se pueden tomar anticonceptivos durante la lactancia, pero depende de qué sustancias tengan. Debes hacerlo con precaución y bajo supervisión médica. En esta etapa no se recomiendan los anticonceptivos hechos con estrógenos, porque afectan la producción de leche. No está de más decir que esta última es lo más importante para tu bebé. Además, afectaría su desarrollo motriz y cognitivo. Hay mujeres que usan la lactancia como método anticonceptivo. Sin embargo, para que sea efectivo, debe llevarse de manera exclusiva; es decir, sin complementar con fórmula, y a libre demanda.

Nada de estrógenos

Los estrógenos alteran la prolactina, la cual se encarga de darle información a la glándula mamaria para que produzca leche. Si recibe la señal incorrecta, no generará el alimento suficiente y la cantidad de proteínas y carbohidratos se reducirá. Además, los estrógenos son sustancias sintéticas que afectan el desarrollo psicomotor del bebé. Consumirlos en exceso también puede originar trastornos de crecimiento.

¿Cuál te conviene?

Puedes recurrir a las pastillas con progestina, pues no tienen efectos secundarios en el bebé. La función de este anticonceptivo altera el sistema ovárico pero no la glándula mamaria. Es importante que esperes al menos seis semanas antes de usar cualquier anticonceptivo libre de estrógenos. Consulta a tu ginecólogo para que de acuerdo a tus características y condición elija el mejor para ti.

Este video te puede gustar