Todo lo que tienes que saber de las dietas veganas

Las dietas veganas han cobrado fuerza en los últimos años. Más que una moda, es un estilo de vida healthy que incluye solo productos vegetales en lugar de alimentos de origen animal. Pero, ¿sabes si en realidad las dietas veganas son saludables? Algunos médicos aseguran que los vegetales no aportan todos los nutrientes que el ser humano necesita y otros opinan que sí. Por eso, te decimos lo que averiguamos sobre las dietas veganas.

¿Pueden causar problemas de salud?

Aunque muchos nutricionistas aseguran que los vegetales pueden sustituir las proteínas de origen animal que el cuerpo requiere para hacer sus funciones, hay otros que dicen que no es así. Afirman que seguir una dieta 100 por ciento vegana puede traer graves problemas de salud. Por eso es importante que te asesores con un nutricionista para que sea él quien te proporcione una dieta personalizada que incluya los alimentos que tú necesitas de acuerdo a tus gustos y estilo de vida. Una que te aporte los nutrientes necesarios para tu bienestar tanto emocional como físico.

Toma suplementos alimenticios

Aunque las dietas veganas aporten muchos de los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo, existen algunos alimentos que son irremplazables para que el organismo realice correctamente sus funciones, tales como las proteínas. Si bien es cierto que hay proteínas vegetales, éstas no sustituyen a las animales. Por tanto, es necesario consumir suplementos alimenticios. Estos solo deben ser administrados por un médico para evitar problemas de salud, así que antes de ingerirlos, acude con él para que te prescriba los suplementos que tú necesitas.

Consume todas las variedades de vegetales

 

Una dieta vegana funciona solo si se consumen todas las variedades de vegetales y frutas. Consume las que te aporten calcio, como el maíz y el brócoli, para tener huesos sanos. Incluye las que contengan ácidos grasos, como el aceite de oliva, y las que te aporten vitaminas A, B, E y D, como el jitomate, los vegetales de hoja verde y las semillas. Recuerda incluir también las leches vegetales que son fuente de proteína, principalmente la de almendra.

 

 

Este video te puede gustar