Todo lo que siempre has querido saber sobre los penes

Hay que aceptar que la educación sexual que se nos da en la escuela inicial es pobre. Muchos están en contra de ella, pues creen que al darnos toda esa información, comenzaremos a interesarnos en algo que se supone no debemos hacer hasta después de los 18 años. Sin embargo, la educación sexual se trata de aprender a conocer nuestros cuerpos y los de los demás. Como es un tema tabú, por eso tardamos tanto en descubrir quiénes somos, qué sentimos y dónde nos gusta más sentir algo en específico. Lo mismo pasa con los penes, pues durante la infancia y pubertad, creemos que todos son iguales; cuando no es así. Por eso hemos decidido hablarte de ellos sin tapujo. Lo importante es que aprendas, para que así, puedas tener una vida sexual más placentera y con conocimiento.

Cada pene es único, como nuestras boobs

Seguro que así como pensabas que todas las bubis son iguales, lo mismo creías de los penes. No es así. Cada cuerpo es diferente y eso es lo que nos hace únicos. En el caso del miembro masculino, hay unos que son más gruesos, otros pequeños, otros muy delgados y otros curvos como una banana. Todas esas características ayudarán (o no) durante la intimidad. ¿Por qué cada pene es diferente? Esto se debe a las características genéticas de cada individuo. Sin embargo, el tamaño de pene promedio es de 13 a 15 cm.

La forma y el placer

Aunque hay mitos en los que aseguran que el tamaño del pene influye mucho a la hora del placer, hay que recalcar que cada persona busca algo diferente. Habrá mujeres a las que les resulte placentero un pene gordo, a otras un pene con forma de banana. ¿Por qué? Porque el placer se da en el primer tercio de la vagina, en donde el clítoris tiene la función más importante. Por lo tanto, no importa si es un miembro circuncidado, de cabeza redonda o alargada, mientras el intro sea adecuado, lo demás es placer asegurado.

Para quienes dicen que sólo el pene curvo es el idóneo, la realidad es que no hay ninguna relación significativa en donde se asegure eso. Disfruta del sexo, no caigas en la monotonía y sobre todo, ten sexo de manera responsable. Recuerda usar condón y cambiarlo si pasarás de la vagina al ano para evitar una desagradable infección.

Este video te puede gustar