Todo lo que NO deberías desayunar si de verdad quieres perder peso

Se dice (con mucha razón) que el desayuno es la comida más importante del día. El cuerpo asimila los nutrientes que se consumen a primera hora del día de forma más efectiva. Además, se aprovechan a lo largo del día a diferencia de las otras comidas que hacemos a lo largo del día. A continuación te dejo una lista de alimentos que NO deberías desayunar. De hecho, si quieres perder peso no deberías consumirlos en absoluto, pero son especialmente peligrosos durante la mañana.

Pan de caja

Típico, te da hambre y te quieres comer un cuernito o unas donitas de la tiendita más cercana, ¡craso error! Sin hablar de la cantidad sobre-dimensionada de azúcar, contiene grasas de muy baja calidad y muy pocas proteínas. Además, podría ocasionar diabetes si no somos capaces de parar los picos de azúcar que este producto ocasiona.

Cereales de caja

Tenemos la errónea idea de que son buenos para nosotras, que tienen fibra y nos ayudan a perder peso, pero nada de esto es cierto. De hecho, la mayoría contiene grandes cantidades de azúcares añadidos. También poseen grandes cantidades de sodio. Te aportará muchas calorías y pocos nutrientes. Puedes mejor optar por desayunar avena con alguna leche vegetal. Aquí los beneficios de comer avena en ayunas.

Jugos envasados

Los jugos envasados de fruta contienen, en su mayoría, azucares artificiales añadidos. Se trata de un producto con muchísimas calorías pero poco nutritivo. Es mejor tomar esos zumos naturales.

Chocolate en polvo

El chocolate en polvo para licuados, leche, etc. contiene muchísimos azúcares y mucha grasa. Por otro lado, el cacao puro contiene antioxidantes y es recomendable su consumo con medida.

Refrescos

El último de los alimentos que consideraremos como uno de los desayunos prohibidos, son los refrescos. Estos tienen una gran cantidad de azúcares y nutrientes de baja calidad. No son recomendables para desayunar y sin duda, están más que prohibidos en cualquier dieta saludable.

Este video te puede gustar