Todo lo que le pasa a tu cuerpo cuando tomas una siesta

En muchas ocasiones, cuando estamos teniendo un día pesado, hay quienes nos recomiendan tomar una siesta. Dicen que dormir unos minutos puede ser muy bueno para el cuerpo. La verdad nunca lo he intentado, pero créeme, te sorprenderás de todo lo que le sucede a tu organismo cuando tomas una siesta.

Cuando tomas una siesta

  • Para que sea exitosa la siesta, debes estar en un lugar en donde te sientas cómoda y nada interrumpa tu descanso. Intentar dormir la siesta en una hora diferente, puede parecer complicado, pero no lo es. La melatonina aumenta en tu cuerpo conforme siente que ha llegado la noche ficticia que has creado. Puedes aprovechar para hacerlo en cualquier lugar donde tengas luz y tranquilidad.
  • Tu cuerpo se relaja, pues el ritmo cardíaco disminuye mientras que los músculos descansan. La temperatura corporal también baja. Todo esto sucede en la primera fase del ciclo de sueño. La etapa 1 y 2 son del sueño ligero, mientras que la 3 es de sueño profundo y la 4 sueño REM. Sin embargo, en el caso de la siesta, no debes pasar de la fase 1 o 2.
  • Cuando tomas una siesta no debe pasar de media hora, porque sino habrás pasado a la fase 3 del sueño. Despertarte al comenzar el sueño profundo, sólo hará que te sientas de mal humor o con dolor de cabeza.

Una siesta siempre ayuda

Un poco de sueño ligero puede ayudarte a recargar tu cuerpo para poder continuar con las actividades. Las siestas funcionan igual que tomar 10 minutos de meditación o mindfulness. El cerebro se relaja y así puede continuar recibiendo información de manera exitosa. Incluso, una siesta podría ayudarte a retener alguna información que acabas de aprender. Eso sí, las siestas no aportan lo necesario para el buen desempeño del cuerpo durante un día. Para lograr eso, debes descansar mínimo ocho horas.

Este video te puede gustar