Todo lo que debes saber y nadie te dice del “después” del parto

Poco se habla de la realidad que se vive “después” del parto. Sabemos que llega un hermoso bebé al que se le ama de manera intensa. Que son días de desvelo porque es un tiempo de adaptación. Sin embargo, nadie quiere hablar sobre lo que sucede en tu cuerpo luego de que tu bebé nace. Pues ahora sabrás todo, incluso lo que no has querido saber.

Tu cuerpo cambia… y mucho

Inocentemente pensamos que una vez que el bebé nace, tus órganos vuelve a su lugar y no es así. El cuerpo tardará un poco más en readaptarse y regresar a la normalidad. Aunque eso sí, nada queda como antes. Bueno, eso sólo es posible con ayuda de mucho ejercicio y disciplina. Si no practicas ejercicio, ten por seguro que tu figura no quedará tonificada. De la misma manera, si pensabas que el sangrado del parto acabaría pronto estás en un error. La pérdida de sangre seguirá por unas semanas más.

Montaña rusa de hormonas

Así como en tu menstruación, la descarga de hormonas que tendrás en tu organismo será sorprendente. No te desesperes, tardará un tiempo en que tu órganos vuelva a la normalidad. Imagínate esa montaña rusa de emociones mezclada con las pocas horas de sueño y la adaptación a tu nuevo estilo de vida. ¡Vaya!, eso sí que será mucho para poco tiempo, ¿no crees?

Adiós, cabello

Durante el embarazo nos sentimos magníficas por lucir una hermosa cabellera. La presumimos en todo momento y tenemos fe en que se mantenga así mucho tiempo más. Lo malo es que ese bello sueño se convierte en una pesadilla una vez que llega el bebé a nuestros brazos. Debido a la revolución de hormonas que tenemos, nuestro cabello se ve afectado.

Muchas estrías

Sí, en el mercado encontramos muchas cremas y remedios que nos aseguran que nuestra piel quedará igual de bella que antes de embarazarnos. El problema es que las estrías no aparecen sólo en el vientre. Si nuestro cuerpo aumenta unos kilitos, las estrías pueden notarse en los brazos, las piernas y los senos. Imagínate, después de que crecen por varios meses, volverán a un tamaño “normal” pero quedarán huellas de la batalla que dieron. Hay mujeres que lo odian, pero creo que es un lindo recuerdo para revivir una bella etapa de la vida.

Este video te puede gustar