Todo lo que debes saber sobre el parto en agua

En la actualidad existen varias opciones por las que una mujer puede tener a su bebé. Una de las más buscadas en la actualidad es el parto en agua. Si estás pensando en tener un bebé, sería bueno que conozcas las ventajas y desventajas para saber si ésta o no es tu mejor opción.

Parto en agua

  • El parto en agua alivia el dolor causado por las contracciones y se convierte en un proceso libre de medicamentos.
  • Puede ser la opción para un embarazo de bajo riesgo y no necesita intervención médica.
  • Se lleva a cabo en una tina con agua tibia. La temperatura simula la del líquido amniótico, eso ayuda a que el nivel de estrés del bebé no sea tanto y por ende no existan complicaciones fetales. También disminuye la presión arterial.
  • La madre se siente cómoda y su peso disminuye, ayudándola a moverse libremente.
  • Promueve las contracciones uterinas y mejora la circulación sanguínea, dando mejor oxigenación a la madre y al bebé.
  • Se liberan endorfinas, que ayudan a inhibir el dolor.
  • Siempre debe haber supervisión de una comadrona, un gineco-obstetra o una doula.

¿Hay riesgo?

  • Existe riesgo de aspiración de agua por parte del bebé, en caso de que el cordón umbilical venga trenzado.
  • Debes asegurarte de que el agua esté tibia, no caliente para que el bebé no sufra quemaduras.
  • Antes de decidir esa opción, hay que platicarlo con el médico para conocer los riesgos y complicaciones que pueden existir.
  • Si la madre tiene herpes, por ejemplo, podría contagiar al bebé. En ese caso no es buena opción.

Lo mejor siempre será que cualquier duda la resuelvas con tu médico, pues sólo él conoce tu caso y sabe cuáles son las mejores opciones para ti y tu bebé. Además, debes saber qué personas son las que están altamente calificadas para una labor tan importante como ésta.

Este video te puede gustar