Toda chica que hace ejercicio, entiende esto a la perfección

Toda chica que hace ejercicio conoce muy bien estas situaciones graciosas, pues le han pasado más de una vez. Amamos hacer ejercicio; sin embargo, en muchas ocasiones tener un buen cuerpo nos ha dado más de un dolor de cabeza.

1.- Ser la rara en comidas y cenas con amigas y familia

Muchas veces te han hecho burla o te han visto feo porque no estás acostumbrada a comer comida chatarra. No es por hacerte del rogar, pero no comprendes por qué los demás ingieren esa cantidad de calorías. Para ti lo mejor son las proteínas.

2.- Sabes qué una hora en el gym no es suficiente para completar una rutina

Puedes pasar hasta tres horas en el gym sin darte cuenta. Eso de solo hacer cardio no es para ti. Sabes que las pesas son super importantes en un buen entrenamiento. Llevas muchos años haciendo ejercicio por lo que es difícil que alguien llegue a engañarte.

3.- Eres la más antisocial en el gym

Eres la chica más silenciosa. De hecho, muchos te conocen, pero no se atreven a acercarse a ti mientras entrenas. Vas al gym a hacer ejercicio, no a socializar. Sabes que ir acompañada al gym puede ser un gran problema, prefieres concentrarte en tu rutina y disfrutar todo ese tiempo para ti. Es algo casi sagrado.

4.- Odias a los chicos que tratan de hacerse notar

No falta el payaso del gym que gime mientras tiene unas pesas más pequeñas que las tuyas. Hay cientos de hombres que pretenden impresionar a las chicas en el gym con un sonido parecido a estar dando a luz.

5.- Sabes que no debes traer jeans ajustados el día de pierna

Los días de pierna hay que olvidar llevar jeans ajustados. De hecho, puede que ni siquiera los puedas usar. Sabes que una buena sesión de pierna siempre hincha el tejido, así que evitas quedarte sin pantalones en el intento.

6.- Nunca dejas que los instructores del gym te enseñen nada colocándose a tu espalda

Parece broma, pero no falta el instructor que se pasa de listo cuando trata de enseñar un ejercicio. Nunca de los nunca dejas que te enseñe nada si lo intenta hacer detrás de ti.

7.- Amas el dolor del día después

Esa molestia que a todas les duele para ti es la gloria. Es el resultado de una buena sesión y aunque muchas veces ya no lo sientes. El dolor del ácido láctico para ti es lo mejor del mundo.

8.- No hay nada más relajante que levantarte super temprano para ir a correr

Mientras todo el mundo sigue dormido, tú no pierdes el tiempo. No hay nada más satisfactorio que salir a correr por la mañana o en la tarde noche.

9.- El ejercicio no es una moda para ti, es parte de tu personalidad

La chica fuerte, ruda, y todos esos apodos que te han dado a lo largo de tu vida, te hacen sonreír. Hacer ejercicio es una fortaleza, es parte de ti, de tu personalidad y estilo de vida.

10.- Sobre todo te sientes vacía si no lo haces

Dejar pasar un día o, peor, dos sin hacer ejercicio es una tortura. Sabes que es la fuente de tu bienestar físico y psicológico. De verdad te sientes vacía si dejas de hacerlo.

Este video te puede gustar