Aprende a utilizar bien tu sacaleche; ¡deja de sufrir!

Nadie te avisó en ningún momento de la vida que amamantar no es precisamente miel sobre hojuelas. Tampoco te advirtieron de la llegada de tu nuevo mejor amigo: el sacaleche. La extracción de leche materna puede ser incómoda, pero no por ello debe ser una tortura. Aquí te dejo algunos buenos trucos de la voz de la experiencia para que dejes de sufrir con el sacaleche. Deja de pelearte con él a la de ¡YA!

 Antes que nada, necesitas relajarte

Parece obvio, pero debes recordarlo porque no puedes pretender sacarte leche pensando en lo que te queda por hacer en casa o en el trabajo al día siguiente. Además, debes disponer de un lugar tranquilo y cómodo donde extraerte la leche. Evita estresarte; recuerda que este es un proceso super sencillo si respiras profundamente.

Ten a la mano algo que recuerde a tu bebé

 Un objeto que te recuerde a tu bebé te ayudará a enfocarte en lo positivo. Recuerda que en la salida de la leche influyen unas hormonas relacionadas con el aspecto emocional. Por tanto, es una excelente idea tener a la mano imágenes u objetos que te recuerden a tu bebé para que la leche fluya sin problemas. Muchas mamis llevan consigo fotografías de su hijo o algo que huela a él. Recuerda que alimentar a tu pequeño es un acto de amor incondicional.

Saca leche mientras amamantas a tu bebé

Aprovecha el reflejo que estimula tu bebé mientras succiona. Nada ni nadie saca leche como tu baby, es momento de aprovecharlo. Por eso es más sencillo extraer leche de un pecho, mientras el bebé mama del otro. Te sorprenderán los resultados.

Acéptalo: no hay momento ideal para usar un sacaleche

El mejor momento para hacerlo variará mucho en función de tus necesidades y de tus actividades diarias. Hay mamás que prefieren sacarse leche por la mañana y otras por la noche. Incluso algunas madres solo le dan de un pecho durante las tomas nocturnas, para así tener ‘cargado’ el otro pecho y extraer de ese. Haz pruebas y encuentra el momento más oportuno para conectarte a tu sacaleche. Este es un artefacto diseñado para facilitarte la vida. No te estreses después de algunos días te volverás experta en su uso.

Trata de buscar entretenerte en algo

Generalmente, cuanto más te preocupe que fluya la leche, menos te va a salir. Cuando estás bajo presión, es mejor buscar algo útil en qué distraerte. Evita ver cómo gotea la leche, es mejor que veas algo en la tele, tu celular, que leas un poco o escuches música relajante. Tú sabes qué es lo que te distrae y relaja, así que entretente a tu manera.

Ante todo mantén la calma y toma esto como una hermosa experiencia. Finalmente es parte de ser madre y aunque nadie te haya advertido lo difícil que sería amamantar, bien vale la pena.

Este video te puede gustar