Tips para tener un embarazo feliz y saludable

La decisión de ser mamá es una gran responsabilidad. A menudo pensar en el nacimiento puede llevar al estrés en una embarazada. Tienes que tener muy presente que tener un embarazo infeliz, repercute en el desarrollo del niño después de nacer. Así que te daré algunos tips para tener un embarazo feliz. Según algunas psicólogas, es necesario crear un ambiente tranquilo y armónico para que la nueva mamá pueda pasar un embarazo saludable y del mejor ánimo. Para esto se requiere la ayuda de la familia, la pareja y los amigos. 

Planear el embarazo

Las cosas salen mejor cuando se planean, le quita peso a los hombres pero sobre todo a las mujeres. Así que lo mejor es planear un embarazo teniendo en cuenta las condiciones económicas y emocionales en las que se encuentran como pareja. Cuando se planea un embarazo hay muchas qué considerar. Para empezar, considerar si ambos desean tener hijos y si están preparados para ser padres. Y, sobre todo, establecer los detalles sobre la crianza del pequeño. 

Tener un buen control médico

Lo ideal es que se asista en pareja a la consulta médica para verificar su estad de salud y comprobar que no hay impedimentos para buscar un embarazo. Además de al ginecobstetra, la futura mamá debería consultar al odontólogo. Durante el embarazo es común que se presenten complicaciones dentales por falta de previsión. Aprovecha la visita al médico para hacer todo tipo de preguntas sobre la maternidad y la paternidad. Consulten a los especialistas para sacar todas sus dudas.

Dieta 

Una vez tomada la decisión de ser padres habrá que cambiar algunos hábitos. El más importante es el de la alimentación. Tranquila, no tienes que cambiar drásticamente tu dieta. No tienes que volverte vegana ni mucho menos. Tendrás que comer en porciones distintas, el médico te indicará cuánto y qué tipo de alimentos te convienen. Una dieta sana mejorará tus indices de fertilidad y te ayudará a tener un embarazo feliz. Claro que, de vez en cuando, puedes saborear un rico postre, pero eso sí: NADA de alcohol ni cigarrillo.

Ejercicio y mucha relajación

Aun existe la creencia de que el ejercicio es malo para las embarazadas; de hecho, es lo contrario. El ejercicio ayuda a preparar el cuerpo para la llegada del bebé. Mientras más saludable y fuerte se encuentre la madre, el parto será más rápido y menos complicado. Por otra parte, hacer ejercicio fomenta la tranquilidad de la mamá. Conviene practicar ejercicios de menos impacto para evitar caídas o golpes.

 Cuida tu piel

La piel durante el embarazo se vuelve más sensible debido a los cambios hormonales, así que pueden presentarse algunas molestias, cómo resequedad, manchas, acné… Cubrir tu abdomen con cremas emolientes e incluso utilizar remedios de familia es la mejor opción para que la epidermis, sobre todo de tu abdomen, mantenga su elasticidad y tersura.

Finalmente, es importante que sigas haciendo tus actividades, que salgas de casa, te arregles muy guapa y disfrutes del día a día.

Este video te puede gustar