¿Tienes VIH y quieres tener hijos?, esto es todo lo que debes saber

¿Tienes VIH y quieres tener hijos?  pues a pesar de lo que muchos mitos digan, sí puedes. Para hacerlo posible tanto tú como tu pareja necesitan someterse a diversos tratamientos con el fin de mantener estable el virus y así dar paso a la concepción. ¿Quieres conocer el procedimiento y sus riesgos?

Puedes tener hijos que no hereden el virus

Contrario a lo que muchas piensan, los portadores de VIH pueden tener hijos sin ninguna complicación. En este sentido sólo necesitan la medicación adecuada mediante retrovirales. De esa manera, las posibilidades de contagiarle el virus al bebé se reducen de 15% a 20%. Por eso, si la paciente está consciente de su enfermedad, debe planear su embarazo por lo menos un año antes. De esa forma, tanto su cuerpo como la enfermedad, tendrán la estabilidad suficiente para que el embarazo se lleve a cabo de la mejor manera posible.

Hay efectos secundarios que no podrás evitar

Es verdad que los retrovirales mantiene la enfermedad controlada y, hasta cierto punto, le otorgan al paciente una buena calidad de vida. No obstante, los retrovirales tienen muchas consecuencias negativas en el organismo. Por ejemplo, hay desgaste general en los órganos internos, como el hígado, también podrías sufrir una insuficiencia renal y osteoporosis. En el caso del bebé, podría desarrollar malformaciones. Por ello la medicación debe ser modificada antes y después del embarazo.

¿Tienes VIH?, entonces la inseminación artificial es la única opción

Si en la pareja sólo uno de los miembros tiene VIH, la inseminación artificial es la mejor opción; de esta forma el contagio se prevendrá tanto para el cónyuge no infectado como para el bebé. Esta técnica consiste en aislar los espermatozoides del líquido seminal y así reducir las posibilidades de contagio. A pesar de no ser un método 100% seguro, está técnica ha sido la más exitosa para evitar la transmisión del virus.

Este video te puede gustar