¿Tienes meses sin reglar? Podría tratarse del síndrome de ovario poliquístico

En broma, algunas mujeres suelen expresar que desearían dejar de tener el período porque a veces la menstruación llega con dolor de espalda y vientre y cólicos. Pero contrariamente, hay mujeres que con ansias esperan que les baje la regla porque apenas menstrúan dos veces al año. Ojalá esto no conllevara problemas, pero suele traerlos y bajo el nombre de síndrome de los ovario poliquístico.

Hormonas masculinas

Para entender este síndrome, primero tienes que saber que los ovarios fabrican las hormonas estrógeno y progesterona, que regulan el ciclo menstrual y la ovulación. Las mujeres igual fabricamos las “hormonas masculinas” andrógenos; cuando están en cantidades fuera de lo normal interfieren en el desarrollo y liberación del óvulo. De hecho, en lugar de la formación y maduración de óvulos se desarrollan quistes en los ovarios. Estos son bolsas llenas de líquido que pueden aumentar de tamaño.

Síntomas

Debido a que no ovulan, las señales en las mujeres con este síndrome tienen períodos irregulares, generalmente mayores de 35 días. A veces presentan sobrepeso, acné y piel y cuero cabelludo grasosos. También tienen abundante vello en el cuerpo, casi similar al patrón de crecimiento que tienen los hombres. Además, presentan cambios en la piel, como marcas y pliegues cutáneos alrededor de las axilas, ingles, cuello y las mamas.

Causa principal

La causa principal de este síndrome sería que la afectada tenga resistencia a la insulina. Esta es una hormona que permite que las células del organismo utilicen la glucosa como fuente de energía. Cuando hay resistencia a la insulina, el páncreas, que es el órgano productor de insulina, libera más de esta en la sangre, lo cual genera una producción exagerada de andrógenos en los ovarios.

Estudios médicos

Si tienes la mayoría de los síntomas anteriores, no esperes más y acude con el ginecólogo. Él te hará un examen físico, te pesará y mediará tu índice de masa corporal, así como tu abdomen. Repasará tu historial clínico para saber si sufres algunas de las enfermedades asociadas con el síndrome, como obesidad, presión alta, colesterol y diabetes. Finalmente, te hablará sobre los tratamientos y, probablemente, deberás bajar de peso y cambiar tu régimen alimenticio.

Este video te puede gustar