¿Tienes granitos en los brazos?, esta podría ser la razón

La respuesta es… ¡gluten! Sí, esta sustancia odiada por muchos puede ser el responsable de la aparición de los granitos en tus brazos. Aunque no lo creas, y lo entiendo porque detectarlo no es tan fácil, puede que seas intolerante al gluten. Descubre todos los detalles de la intolerancia al gluten y los síntomas más comunes.

¿Por qué aparecen granitos en los brazos?

En algunas personas, la aparición de los granitos es muy similar a la “piel de gallina”. A esto se le conoce como queratosis pilaris, un exceso de queratina que es provocada por la falta de ácidos grasos y vitamina A.  La queratosis aparece en la parte posterior de los brazos. ¿Por qué sucede esto? ¡Fácil! Por la intolerancia al gluten que daña el intestino e impide que tu cuerpo absorba la grasa. Detectar la intolerancia al gluten es un poco complicado. Tal vez la tengas desde hace años sin saberlo. Quizá pensaste que te salían granitos por consumir mucha grasa o tener una mala alimentación. A continuación te diré algunos síntomas para que sea más fácil identificarlo.

¿Cuáles son los otros síntomas?

  • Fatiga: Los alimentos con gluten, como por ejemplo el pan, la pasta, alimentos fritos, etc. te causan cansancio.
  • Molestias digestivas: Como gases, acidez, hinchazón o dolor estomacal. Estos síntomas se presentan frecuentemente en tu día a día.
  • Migrañas: Es un síntoma que se presenta por las dificultades digestivas.
  • Ansiedad: También frecuentes cambios de humor.
  • Irregularidades hormonales: Además, tu ciclo se vuelve muy doloroso o has presentado infertilidad.

¿Cómo puedes comprobar tu intolerancia al gluten?

Para empezar ¿cuantos síntomas de los mencionados anteriormente has presentado? Si es más de uno o dos tenlo en consideración. Haz este pequeño experimento: deja de comer alimentos con gluten durante un mes y comprueba si los síntomas han desaparecido. No olvides revisar las etiquetas de todos los alimentos que piensas consumir antes de comprarlos. Acude a tu médico cuando hayas terminado el experimento y habla con él sobre lo que sientes.

Este video te puede gustar