Si tienes el ánimo por los suelos, esta es la mejor forma de levantarlo

Sentirte desanimada de vez en cuando es algo normal; sin embargo, llega un momento en que puede llevarte a lugares muy oscuros. Hay muchas formas de superar esta etapa. Si tienes el ánimo por los suelos es tiempo de levantarlo a la de ¡ya!

No dejes que tus emociones te conduzcan a un callejón sin salida. Siempre existen opciones para no dejar que la situación se salga de control. Esta es la mejor forma de evitar que tu desánimo o melancolía se convierta una depresión.

Se consiente de cómo te sientes

Si te has sentido con el ánimo por los suelos es importante que aceptes que tus emociones no están de lo mejor en este momento. Los inicios de depresión son difíciles de controlar si no estás completamente consciente de cómo te sientes. No hay nada malo en tener un momento de debilidad, al contrario. Todos somos humanos y tenemos épocas en que las cosas no van del todo bien. Por otra parte, aceptar tus emociones te ayudará a identificar el problema y podrás buscar el modo de que poco a poco se disipe.

No te enfoques en lo malo

Los problemas del día a día pueden parecerte la cosa más negra de esta vida. Afortunadamente, la vida no es ni blanca ni negra, sino una escala de grises muy amplia. Y así estés llegando a los tonos más oscuros, la vida siempre nos da luz en la oscuridad. Deja de ver todo lo malo que te sucede y agradece lo que tienes, quizá no es mucho pero cuenta. No seas tan extremista, puede que tengas muchas deudas, pero por lo menos tienes familia, salud, esperanza. Siempre busca  lo bueno dentro de lo malo.

Repítete: “esto también pasará”

La vida tiene subidas y bajadas, pero depende de nosotras controlar la forma en la que les hacemos frente. Los eventos malos o tristes de nuestra existencia se irán y vendrán tiempos felices e increíbles. Mira hacia el futuro y no dejes de creer que todo ocurre por una razón.

Olvídate del miedo

El miedo es el peor consejero de todos, te paraliza y no te deja pensar con claridad. Si tienes un problema muy grande, deja de obsesionarte en él. Busca la forma más sana de salir de ese momento de tu vida. Deja de lado el miedo, pues esta es una emoción que cuando nos controla nos impide ver con claridad los hechos. Tienes todo dentro de ti para solucionar los problemas. Deja de repetir que no puedes resolver tu problema, pues corres el riesgo de que tu cerebro lo crea y tardes mucho más tiempo en avanzar.

Busca paz mental antes de tomar decisiones

Cuando tienes el ánimo por los suelos, tu mente no está en paz. Probablemente tomes decisiones “en caliente” y hacerlo así podrías causarte más problemas. Piensa antes de actuar y evita tomar decisiones visceralmente. Recuerda que este mal tiempo pasará cuando menos te des cuenta, no te claves demasiado. La vida es muy corta como para sufrirla.

Empieza hoy a disfrutar más tu vida. 

Este video te puede gustar