Teabagging, la mejor técnica de sexo oral

Tanto hombres como mujeres merecen vivir una sexualidad plena y satisfactoria. Para lograrlo constantemente probamos distintas experiencias tanto en la soledad como en pareja. Esta vez  te platicaré del teabbagging una técnica de sexo oral que ustedes deben experimentar por lo menos una vez.

El tabú alrededor del sexo oral

Tanto hombres como mujeres disfrutamos del sexo oral. Sin embargo, persisten algunos mitos y prejuicios que nos impiden vivir nuestra sexualidad. Algunos dicen que las ETS no se transmiten mediante el sexo oral, lo cual es totalmente falso. Así mismo algunos otros dicen que no es necesario utilizar condón durante el sexo oral. Finalmente algunas parejas piensan que el sexo oral reemplaza al coito. Todas estas aseveraciones son falsas y deben cambiarse por nuestro bien.

 Que es el teabagging

Otro mito peligroso que he escuchado es que darle sexo oral a un hombre es denigrante. No hay nada de vejatorio en querer a tu pareja inclusive de forma física. Pensemos que se trata de una relación recíproca en la que así como nosotras procuramos su placer, él procura el nuestro. Por tanto no tiene algo de malo consentirlo un poco. En este sentido el teabbagging consiste en besar, acariciar y jugar un poco con los testículos de tu pareja y después subir lentamente hacia el pene. Esta técnica es muy polémica ya que a muchas chicas no les agrada la idea, pero a otras les fascina.

Algunos consejos

Los testículos son hipersensibles debido a que poseen más receptores, por tanto, deben se manipulados con sumo cuidado. Así mismo, los testículos no se encuentran protegidos por algún hueso o cavidad, en consecuencia, son frágiles y vulnerables. Por si fuera poco, un golpe o apretón demasiado fuerte puede hacer que el hombre se desmaye. En este sentido al hacerle teabbagging a tu pareja debes ser muy cuidadosa.

  • Comienza a acariciarlo suavemente, de esa forma su piel se acostumbrara al contacto y podrás aumentar gradualmente de velocidad.
  • No lo muerdas, créeme que podrías lastimarlo.
  • Fíjate en sus gestos, de esa forma podrás saber si lo haces bien o mal. Sin embargo también debes preguntarle cómo se siente.                                           ¿Te animas a  probar el  teabagging?

Este video te puede gustar