Si te encantan los perritos y quieres ponerte en forma, entonces el puppy yoga es para ti

El yoga es una disciplina que brinda beneficios a nivel físico, mental y espiritual. Esto ayuda a que las personas encuentren equilibrio y paz, de modo que se sienten felices. ¿Qué opinarías si te digo que hay una nueva propuesta de esta disciplina: el puppy yoga? Si eres fanática de los perritos, tienes que darle una oportunidad a esta opción.

Antecedentes

Se podría decir que el predecesor del puppy yoga es la terapia con perros. Esta última surgió en la Segunda Guerra Mundial, luego de que un soldado adoptó a una perrita que halló en un campo de batalla; la llamó Smoky. Pero la can no sólo era la compañera del uniformado, ya que pronto fungió como perra de servicio, dando ánimos y protección a los soldados.

Investigaciones

Las habilidades de la perrita destacaron cuando su dueño enfermó. Al acudir a visitarlo al hospital, el soldado sanó antes de lo previsto, al igual que otros militares. Esto dio pie a investigaciones, mediante las que se dio a conocer que los perros ayudan a aliviar el estrés y a disminuir la presión arterial. Sobre todo, motivan a las personas y por ello adquieren un actitud positiva.

Puppy yoga

El yoga es universal debido a que es una propuesta para todas las personas. De hecho, se ha diversificado y por ello existen el beer yoga y aqua yoga. Sin embargo, el puppy yoga es una opción que enamorará a cualquiera debido a que los protagonistas son los cachorro. Durante las sesiones, los canes ayudan a las personas a diminuir sus niveles de estrés y ansiedad. El contacto físico con estos animales tiene un efecto calmante que ayuda a las personas a recordar cosas positivos, segregando endorfinas, que son las hormonas de la felicidad.

Labor altruista

Al parecer, el puppy yoga surgió entre las comunidad de yoguis ubicadas en Estados Unidos y Canadá. Otra de las finalidades es que los canes de yoga sean adoptados, ya que éstos suelen ser rescatados por las instructoras. Asimismo, se pretende sensibilizar, pero no sólo en temas animalistas, sino en cuanto a las relaciones humanas. De momento, el puppy yoga se ha extendido a algunos países de Latinoamérica, como Costa Rica.

Este video te puede gustar