Té de canela para bajar de peso, yo lo probé y…

Jamás he sido una chica gordita o con sobrepeso, pero desde que tengo memoria la pancita me causa problemas. Antes tenía mi abdomen plano, pero con el paso del tiempo gané peso y una pancita que me hacía llorar. Obviamente me inscribí al gimnasio, pero toma mucho tiempo bajar de peso. Después probé el té de canela y créeme que cambió mi cuerpo

El té que cambió mi figura

El té de canela nos ayuda a quemar la grasa de nuestro cuerpo con más rapidez y facilidad. Por eso es el complemento perfecto de una dieta sana y ejercicio diario. Además, tiene otras propiedades que deberías utilizar a tu favor.

  • Mejora la apariencia y textura de la piel.
  • También te hace menos pesados los procesos digestivos.
  • Aumenta el flujo sanguíneo.
  • Es una gran fuente de antioxidantes.
  • Te ayuda a quemar grasa de forma más rápida.

La receta es sumamente sencilla

 Los ingredientes son fáciles de encontrar y la elaboración es aún más sencilla. Solo necesitas 1/2 cucharada de canela molida, 1 cucharada de miel orgánica y medio litro de agua. Primero pon el agua a hervir  y después déjala reposar por 30 minutos. Luego, agrega la miel y la canela. Espera a que ambos ingredientes se integren correctamente. Puedes beber este té durante las noches y las mañanas. Por experiencia puedo decirte que lo mejor es beberlo por la noche.

Los beneficios que obtuve al beber el té

Yo iba al gimnasio todos los días incluso el sábado, aunque ese día sólo hacía una hora de cardio. Durante  la semana hacía ejercicios anaeróbico y aeróbicos. Es decir durante tres días trabajaba piernas, glúteos y cadera, mientras que los otros dos me centraba en los brazos y en la espalda. El abdomen lo trabajo a diario, ya fuera con abdominales o ejercicios de resistencia. Sin embargo, nada de mi rutina valía la pena si no tenía y respetaba la dieta que me había dado mi nutricionista. La verdad es que no siempre la cumplía al pie de la letra. Por eso no veía resultados ni en el tiempo ni la forma como los quería. Sin embargo, el té de canela  salvó mi vida.

Cuando lo probé no pensé que fuera a funcionar

Cuando comencé a tomar el no pensé que fuera a funcionar; además, me daba miedo que irritara mi estómago. Sin embargo, lo bebí diariamente, una taza antes de dormir. Los primeros tres días sólo sentí mayor facilidad para conciliar el sueño. No obstante, después de la tercera semana vi que mi pancita se veía más pequeña. Incluso ya no veía gorditos en la parte alta de mi espalda. Continué bebiendo durante un mes. Al final me deshice de la mayoría de los gorditos en mi cuerpo e inclusive mi digestión mejoró.

¡Vale la pena probarlo!


Este video te puede gustar