Cómo superar la pérdida de tu bebé

Un aborto nunca será fácil para aquella mujer que deseaba con muchas ansias ser mamá. Puedes volver a intentarlo en un futuro, tal vez con un poco de miedo pero lo puedes hacer. Sin embargo, a pesar de que existen segundas oportunidades ya sea un hijo propio o uno adoptado, superar la pérdida de tu bebé no es un camino fácil. Quiero compartirte estos consejos que ayudarán a sanar tu corazón. No será algo que suceda de la noche a la mañana, pero sí dejará de deprimirte en unas cuantas semanas. Recuerda, las cosas pasan por algo y ser fuerte es tu deber tanto como mujer y como una madre.

Acéptalo

La negación nunca será buena, mucho menos en esta situación. La pérdida de tu bebé sucedió, así de simple, ¡acéptalo! Mientras más lo niegues, más difícil será para ti superarlo. Además, no podrías recuperarte para recibir la llegada de otro bebé si sigues sufriendo por esta pérdida. Acepta que sucedió, que tu cuerpo no estaba listo para recibirlo, que tu vida no era lo suficiente para tu bebé, etc. Y por más que quieras ¡no te culpes! Echarte la culpa no resolverá nada ni tampoco te hará sentir mejor. No es tu culpa mujer, no hay culpable en esta situación.

Dale espacio a esas emociones

Te sientes enojada contigo misma y, al mismo tiempo, te sientes triste o perdida. Está bien sentir todo eso y, sobre todo, externarlo. No te guardes todas esas emociones, ten un espacio para sacarlas y liberarte de esta mala vibra. También te recomiendo que busques ayuda de un profesional, no estás loca por acudir a un psicólogo. Al fin de cuentas es una pérdida y necesitas a alguien que te acompañe en este proceso.

Rodéate de personas con las que puedas hablar de ello

No tengas miedo a hablar con tu mamá, tu papá, tu hermana, tu pareja, tu mejor amiga o quien sea. Siempre que sea una persona cercana a ti. Ellos no te van a criticar ni nada por el estilo, ellos te querrán dar todo el apoyo que necesitas. Más que nada porque aunque no entienden por lo que pasas, odian verte tan triste.

Este video te puede gustar