Speed dating con un poco de yoga involucrado, ¿te animas?

Si estás soltera, seguro has decidido apuntarte en algún momento al speed dating o a alguna aplicación de citas en línea. El resultado suele ser decepcionante, pues no todo el tiempo la persona que conoces es lo que tú esperabas.

Cuando se trata de speed dating las probabilidades de conocer a alguien decente son relativamente pocas. Siempre acabas conociendo a un montón de chicos con intereses que nada tienen que ver con los tuyos. Pero, ¿qué pasaría si conocieras a una nueva persona en una actividad que les guste a ambos? Una profesora de Reino Unido tuvo la idea revolucionaria, de juntar la pasión por el yoga con el speed dating.

Yoga speed dating

Se trata de una clase convencional de yoga en la que practicas diferentes posturas con diferentes parejas. Las clases cuentan con el mismo numero de hombres y mujeres. Se comienza con un calentamiento individual para posteriormente tener un primer contacto entre dos miembros del grupo. Las posiciones que se practican buscan ser lo menos invasivas posible, para evitar un roce demasiado directo. En estas clases se acepta un poco de ruido para romper el hielo. Sin embargo, son muchos los que prefieren un silencio absoluto para conseguir una buena conexión.

Aumentar las posibilidades de conocer al amor de tu vida

Es como un speed dating normal solo que esta vez se hace durante una actividad que ambos disfrutan. Esto puede ayudar a que ambos tengan una mejor compatibilidad. La gran ventaja es que para participar en estas clases, por lo menos ya sabes algo del estilo de vida del otro. El yoga es toda una filosofía de vida. Después de la clase los participantes pueden comunicarle al centro quien los dejo flechados. De esta forma si este flechazo fue reciproco, se les dará el contacto del otro.

La crítica sobre esta práctica

Aunque algunos han salido muy contentos de estas clases, otros aseguran que esta no es la mejor forma de conocer el amor. Argumentan que al estar involucrada un actividad física se presta mucha más atención a lograr la postura que a conectarse con alguien. Sin embargo no deja de ser una actividad nueva y divertida para los que tienen la mente abierta. De momento solo existen estas clases en Reino Unido y Estados Unidos. No obstante, pronto llegará a muchos otros lugares del mundo.

Este video te puede gustar