Soluciones para las chicas que transpiran en exceso

sLa sudoración está controlada por el sistema nervioso autónomo, por lo tanto no la controla nuestra voluntad. Se le da el nombre e hiperhidrosis primaria a la que no está vinculada a problemas orgánicos. No se sabe si se debe a un exceso de estímulo nervioso sobre las gándulas o a una respuesta excesiva de las glándulas frente al estímulo nervioso. Situaciones de estrés, vergüenza o miedo pueden desencadenar una crisis de sudoración excesiva.

Cómo tratar la hiperhidrosis

Para empezar, las personas con este problema pueden tener complejos asociados a esta condición. Bien pueden ser las manchas en la ropa por la sudoración axilar, o no poder dar la mano porque está húmeda o bien por mal olor de pies por la sudoración plantar. Cuando la hiperhidrosis es tan extrema que interfiere en el desarrollo normal de la vida de la persona, existen distintos tratamientos para solucionarla.

Toxina botulínica tipo A

El tratamiento con toxina botulínica (botox) se ha acreditado en los últimos años como la solución más cómoda para la hiperhidrosis. La inyección de esta toxina en las zonas de sudoración produce el bloqueo de un neurotransmisor. A la zona a tratar, sean pies, manos o axilas se le realizan micropunciones homogéneas de botox, respetando a los músculos para que no pierdan su movilidad. Esta solución es temporal, dura seis meses, durante los cuales el exceso de sudoración estará controlado.

Tratamiento tópico con sustancias antitranspirantes

Es a base de lociones alcohólicas de cristales de aluminio. Se aplica de dos a tres veces por semana. Puede resultar algo irritante y algunos pacientes desarrollan dermatitis locales en la zona de aplicación. Este tratamiento actúa tapando el poro e impidiendo la transpiración. Respecto a la relación de antitranspirantes y el aumento del riesgo de cáncer de mama, se publicó en el Journal of the National Cancer Institute en octubre del 2002 un estudio a gran escala realizado en mujeres de entre 20 y 70 años en el que se examinó el uso de antitranspirantes entre las que padecían cáncer de mama. Los científicos a cargo del estudio no encontraron relación alguna entre los antitranspirantes y este cáncer.

Iontoforesis

Consiste en la aplicación de corrientes eléctricas muy suaves mediante un baño acuoso. Este puede controlar el problema de la hiperhidrosis durante un tiempo limitado entre las seis horas o varios días. No es muy recomendable pues no siempre es efectivo.

Tratamiento quirúrgico

Consiste en interrumpir definitivamente los nervios y los nódulos nerviosos que transmiten la orden de la sudoración a las glándulas sudoríparas. Se realiza mediante laparoscopia y sólo la deben realizar cirujanos expertos. Esta técnica quirúrgica se llama simpatectomía por toracoscópica. Finalmente, la desventaja de este procedimiento es que  a veces aparecen hipersudoraciones en otras zonas como espalda o piernas.

Este video te puede gustar