Síntomas más comunes del herpes zóster

Se le conoce como herpes zóster o culebrilla a la infección viral que causa sarpullido, erupciones en la piel, ampollas y en los casos más graves puede dejarte ciego. Hay que tener mucho cuidado, pues esta enfermedad se activa con el estrés y es muy dolorosa. El sarpullido puede durar varios meses y a largo tiempo puede afectar los nervios. Por desgracia, una de cada tres personas la padecerán en algún momento.

Bendita varicela

Por desgracia, toda persona que padeció varicela de pequeño, tiene más propensión a que la enfermedad se active en su cuerpo. Sí, tienen relación pues el herpes zóster o culebrilla se causa por el mismo virus de la varicela. Aunque tu cuerpo se cure de las erupciones, el virus se queda en tu cuerpo, en las células nerviosas y permanece inactivo hasta que el estrés lo vuelve a activar.

Herpes zóster

No es contagioso, pero si estás conviviendo con alguien que tiene varicela y tú ya la tuviste, ten por seguro que se reactivará el virus. Al igual que si tienes mucho estrés.

Es importante que si notas alguna erupción en tu piel, acudas con un dermatólogo o médico para saber qué tienes. No te automediques, pues no sabes si se trata de dermatitis nerviosa o culebrilla. Si no atiendes el herpes zóster, podría desencadenar: neuralgia posherpética (erupciones que causan dolor y pueden durar varios años o meses), problemas de equilibrio (afecta al oído), pérdida de visión, parálisis facial.

Como dije, en caso de que sientas molestias o hayas notado algo en tu piel, lo mejor será que vayas al médico. Él podrá darte el tratamiento adecuado. Hay que señalar que el herpes no tiene cura, sólo se pueden secar las ampollas y calmar el dolor.

Este video te puede gustar