Síntomas de estrés que muchas veces dejamos pasar de largo

Vivir con estrés es una de las cosas más riesgosas, peor aún cuando no hacemos nada para aminorar el problema. Pareciera que el estrés se reconoce por estar todo el tiempo preocupada, con insomino o de aquí para allá. Sin embargo también tiene otros síntomas menos evidentes. Quiero platicarte más sobre ellos, pues podrías estar alerta y hacer algo antes de que sea demasiado tarde.

Qué origina el estrés

Es un sentimiento físico o emocional que se origina por una situación o pensamiento que te provoca frustración, tensión o nerviosismo. ¿Cómo reacciona el cuerpo ante estos estímulos? Con estrés. El organismo reacciona así para poder salir adelante. Cuando se da en episodios pequeños, es bueno, pues ayuda a liberar esas sensaciones del cuerpo y evita el peligro. El problema es cuando se prolonga, pues daña la salud.

Clasificación y síntomas

  • Estrés agudo. A corto plazo, desaparece rápido y funciona en situaciones de peligro.
  • Estrés crónico. Dura semanas o meses y cuando no se trata a tiempo puede poner en riesgo la salud.

Hay que reconocer que no es fácil reconocer qué tipo de estrés estás teniendo. Sin embargo, el cuerpo envía las señales necesarias para que lo escuches. Los síntomas más recurrentes son:

  • Alteraciones en tu peso, ya sea en aumento o pérdida.
  • Cansancio excesivo en todo momento.
  • Diarrea/estreñimiento a causa de las tensiones que alteran el sistema digestivo.
  • Dolor de cabeza que no cesa. Para evitarlo deberías dejar que tu mente descanse de vez en cuando.
  • Diarrea/estreñimiento a causa de las tensiones que alteran el sistema digestivo.
  • Insomnio provocado por las preocupaciones.
  • Músculos y mandíbula tensos.

Síntomas menos evidentes

  • Acné que aparece de manera repentina.
  • Erupciones en la piel causada por las preocupaciones. Deja de rascar porque dañarás tu piel.
  • Menstruación irregular debido a las alteraciones hormonales que estás viviendo.
  • Pérdida de cabello excesiva.

Este video te puede gustar