Signos de desequilibrio hormonal que no debes pasar por alto

¿Cuántas veces has pasado por cambios de ánimo bruscos, antojos insoportables o periodos irregulares? De seguro que lo has sentido muchísimas veces. Es difícil comprender por qué las mujeres nos comportamos de una manera tan rara, complicada o absurda. Aunque no lo creas, son pequeños signos de desequilibrio hormonal. Cuando las hormonas se vuelven locas, nosotras también. Sin embargo, algunos de estos signos podrían perjudicarte de por vida, nunca debes dejarlos pasar por alto.

1.- Sientes mucho cansancio

Todas en algún momento del día nos sentimos cansadas, pero debería preocuparte cuando te sientes agotada ¡todo el tiempo! No es normal sentirte cansada hasta de estar acostada, sobre todo si has consumido suficientes alimentos y has dormido tus siete horas de sueño.

2.- Sufres de falta de lubricación

En pocas palabras, tu vagina está seca incluso en los momentos más íntimos. Es normal que a veces la lubricación sea cada vez menos, pero una gran falta de lubricación se debe a desequilibrio hormonal. Lo que significa que tus niveles de estrógeno son muy bajos. Si no quieres sufrir en tu vida sexual lo mejor es acudir al ginecólogo.

3.- Tus periodos son irregulares

Si tus periodos se han vuelto irregulares últimamente o has dejado de menstruar incluso sabiendo que no estás embarazada, puede que tengas mucha progesterona en tu organismo. De vez en cuando es normal que tu periodo se retrase, pero cuando has llevado un largo tiempo así no dudes en consultar al ginecólogo.

4.- Te sientes feliz y deprimida al mismo tiempo

Tus estados de ánimo cambian repentinamente, por dentro te sientes muy confundida. Cualquier comentario, negación o cambio de planes te pueden hacer sentir triste, mal o enojada, pero después de algunos minutos regresas a tu estado de ánimo normal y así sucesivamente. Este desequilibrio hormonal se debe a que tus niveles de estrógeno tienen un gran impacto en las serotinas y dopaminas de tu cerebro. Ya has cumplido el primer paso que es reconocer que tu estado de ánimo es voluble, lo siguiente es hablarlo con alguien para que trate tu problema. No te sientas avergonzada por eso, ya que ser feliz es la mejor opción.

5.- Padeces insomnio

Tus niveles de progesterona te están haciendo una mala jugada porque debido a esto tu dificultad para dormir aumenta cada vez más.

6.- Te dan más ganas de comer

¡Cuidado con los antojos! Parecen inofensivos, pero a la larga están subiendo tus niveles de azúcar, grasas o aumentando calorías a tu cuerpo. Los antojos repentinos pueden significar dos cosas: embarazo o desequilibrio hormonal. No importa cuál sea tu caso, no debes pasarlo por alto ya que puede afectarte a la larga.

Este video te puede gustar