Si últimamente te aparecen muchos moretones y no sabes por qué, ¡ten cuidado!

De vez en cuando podemos ser algo torpes sin darnos cuenta y, por ende, tener algunos moretones en la piel. Sin embargo, deberías prestar atención a los moretones cuando te apare con frecuencia, pero sin razón aparente. Estos podrían significar más que un simple descuido o golpe.

Trombocitopenia

Una de las razones por las que puedes tener estos moretones se debe a la trombocitopenia. Los moretones son el reflejo de una baja de plaquetas. El origen de este trastorno puede tener tres causas:

  • Producción insuficiente de plaquetas en la médula ósea.
  • Descomposición de plaquetas en el torrente sanguíneo.
  • Incremento en la descomposición de las plaquetas en el hígado o el bazo.

Enfermedad de Von Willebrand

Los moretones frecuentes pueden ser un síntoma de la enfermedad von Willebrand (EvW). Además, se acompañan de hemorragias nasales, en la boca y encías. También de menstruaciones abundantes y sangrados profusos de una pequeña heridas. Esto se debe a que los pacientes con esta enfermedad presentan bajos niveles de la proteína llamada factor de von Willebrand, la cual es necesaria para la coagulación de la sangre. Las plaquetas no se unen de manera correcta dentro del cuerpo, así que forman coágulos para detener la hemorragia.

Púrpura trombocitopénica idiopática

Se trata de un trastorno que puede provocar hematomas y sangrado. Esto se debe a un conteo anormal de plaquetas, las células que se encargan de coagular la sangre. La púrpura puede afectar a niños y adultos. Los niños pueden contraer púrpura después de una infección viral y por lo general se recuperan sin tratamiento. En el caso de los adultos, este es un mal crónico que se debe tratar de inmediato ya que se puede producir un sangrado interno peligroso, afortunadamente hay muchos tratamientos disponibles.

Leucemia

Se le conoce también como cáncer en la sangre. Los hematomas son el resultado de la carencia de células sanguíneas normales; es decir, que las células leucémicas desplazan a las células productoras de sangre normales en la médula ósea. En consecuencia, las personas no tienen suficientes glóbulos rojos, glóbulos blancos ni plaquetas normales.

Presta atención a lo que tu cuerpo te dice. La verdad es que muchas veces pasamos de largo uno o dos moretones. Sin embargo, es de suma importancia que le hagas caso a tu cuerpo. Prevenir puede salvarte la vida.

Este video te puede gustar