Si quieres disfrutar más del sexo, la clave está en tu vagina

Un tema que gire en torno a la sensibilidad vaginal suele ser penoso de tratar, pero es más común de lo que imaginas. Algunas mujeres tienen más sensibilidad que otras y eso no es malo. Al contrario, toda mujer puede aumentar su sensibilidad y disfrutar mucho más del sexo.

¿Cómo funciona el orgasmo?

El departamento de Psicología de la Rutgers University de New Jersey publicó un estudio en 2011. Lo que buscaban era descifrar cómo funciona el orgasmo y hallaron información muy interesante. El clítoris, la vagina y el cuello del útero se pueden estimular causando sensaciones completamente distintas. Cada una de ellas hace que el placer se sienta de modo diferente en una zona específica del cerebro. Si quieres que el placer aumente, puedes apoyarte de algunos ejercicios para lograrlo.

¿Se puede detectar la sensibilidad de tu vagina?

Hay mujeres que tienen más terminaciones nerviosas y mayor capacidad de sentir placer. Otras tienen la vagina adormecida y eso causa que no sientan demasiado. En estos casos, esas mujeres prefieren estimular su clítoris para sentir un orgasmo. De modo que sea, tú tienes derecho a disfrutar del sexo en toda la extensión de la palabra. Si tú descubres lo que te gusta, será más fácil llevar una vida sexual plena.

Para disfrutar más del sexo

  • Visualiza las sensaciones en tu vagina. Si logras visualizar tu vagina podrás crear sensaciones que probablemente no tenías idea que podías sentir. Para lograrlo, debes cerrar tus ojos y respirar de manera profunda logrando concentrarte en tu interior. Distribuye tu energía en toda tu zona íntima.
  • Ejercicios de Kegel. Los ejercicios de Kegel ayudan a que tu piso pélvico se fortalezca. De esta manera aumentas tus sensaciones y lograrás que la sensibilidad sea mayor. Sólo necesitas contraer tus músculos unas cuantas veces todos los días. Además de ayudarte a disfrutar más del sexo previenes la incontinencia urinaria. ¡Dos pájaros de una pedrada!
  • Huevos de jade. En la antigua China, las mujeres ejercitaban sus músculos pélvicos con ayuda de un huevo de jade. Éste les permitía aumentar las sensaciones en la vagina durante el encuentro sexual. De esta manera los orgasmos podían ser más profundos y expansivos.

Con todos estos consejos puede mejorar la sensibilidad de tu vagina. Así tus relaciones sexuales serán más satisfactorias. Lo más importante es que no tengas miedo en descubrir todas las sensaciones que tu cuerpo puede percibir. Recuerda siempre que lo mejor es que hables con tu pareja para que participe también en este proceso.

Este video te puede gustar