Si duermes boca abajo, sería mejor que no lo hicieras porque…

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la postura que más te gusta a la hora de dormir? Unos duermen boca arriba, otros de lado y otros lo hacen boca abajo. Sí, todos tenemos una postura preferida, pero, por desgracia, algunas no resultan tan buenas para nuestra salud. En este caso, dormir boca abajo debe quedar descartada de tu lista de posturas.

La postura para dormir y tu salud

Expertos de la Cátedra de Investigación del Sueño de la Universidad de Granada con Grupo Lo Monaco sugieren que las mujeres no durmamos boca abajo. Esta postura ocasiona que el pecho sufra flacidez. Dormir boca abajo no es bueno para nadie porque…

Dormir boca abajo

Es riesgoso porque la cara queda contra la almohada y hace que las arrugas aparezcan pronto. El cuello se somete a torsión con esta postura y la curva cervical sufre modificaciones. Si has dormido así, ahora sabes por qué despiertas adolorida. Al dormir así, se aplasta también el pecho y el estómago, impidiendo una fluida respiración. Es mejor dormir boca arriba, pues el estómago queda por debajo del esófago y se evita la acidez o reflujo. La columna descansa en una posición natural (obvio tiene que haber un colchón de firmeza media para que se adapte a las curvas de tu cuerpo). Como la cara no se cubre, no hay riesgo de arrugas prematuras. Lo malo es que propicia ronquidos porque se dificulta el paso del aire.

De lado

La postura fetal alivia la tensión en la zona lumbar y de acuerdo a los expertos, es la mejor. Aunque es preferible dormir así sólo del lado izquierdo para que se facilite la irrigación sanguínea y el paso de flujos gástricos. Colocar una almohada en las piernas ayuda si tienes problemas de sueño. La apnea del sueño bloquea las vías respiratorias y eso ocasiona ahogo. Pasar cada noche con esa sensación provoca sueño irregular y desencadena otros graves problemas.

Este video te puede gustar