Sexo durante tu periodo: ¿sí o no?

La menstruación sigue siendo un tema tabú en la mayoría de las sociedades. En este sentido se cree que debemos dejar de hacer nuestras actividades cotidianas durante este periodo. Entre ellas se encuentra el sexo. Todavía muchas parejas debaten la posibilidad de tener sexo durante la menstruación. Como toda actividad en pareja ambos, deben estar de acuerdo y conocer ciertas cosas antes de aventurarse.

Sí se puede tener sexo durante la menstruación

Contrario a lo que muchas personas piensan, el sexo durante la menstruación es muy común. Sin embargo, pocas mujeres hablan del tema de forma abierta debido a la censura y al temor a ser juzgadas. En este sentido sólo se necesita el consentimiento de ambas partes y algunas otras consideraciones para no poner en riesgo la salud de ninguno.

Sólo es sexo, no te hace mejor o peor persona

En cierta forma nuestra prácticas sexuales hablan mucho sobre nosotros. Sin embargo, debemos recordar que todos tenemos derecho a  vivir una sexualidad plena y sana. Por eso, nadie puede juzgarte mientras tus prácticas no lastimen a otra persona o a ti misma. En este sentido cada persona de forma individual y después en pareja pone sus reglas y límites. Por tanto, todo es posible mientras haya respeto y responsabilidad.

Tiene muchos beneficios

Claro que hay beneficios al tener sexo durante la menstruación, estos no sólo abarcan la salud, sino también se relacionan con el disfrute durante el acto.

  • Disminuye tanto los espasmos como los cólicos.
  • Existe una mayor lubricación por lo que la penetración es más placentera para ambos. Inclusive llegar al orgasmo es más sencillo.
  • Las mujeres suelen experimentar más excitación durante su menstruación.
  • La confianza en la pareja aumenta.

Es necesario utilizar un anticonceptivo de barrera

Obviamente, siempre debemos cuidarnos sin importar con quién tengamos relaciones. No obstante, cuando se trata del sexo durante el periodo es más importante. En primera instancia la sangre puede contener algunas bacterias por lo que de no cuidarse podría convertirse en un foco de infección. Además, nunca debes descartar el posible contagio de una ETS incluso con tu pareja.

Este video te puede gustar