Sexo en un hotel: ¿pueden contraerse enfermedades?

Cuando las ganas se presentan, en lo último que nos fijamos es en el lugar. ¿Cierto? ¿te ha pasado? No nos importa arriesgarnos con tal de tener relaciones sexuales. Desde un baño, una alberca hasta un hotel son lugares en los que puedes tener sexo y en los que no pensamos con seriedad. Quizá no sean los más apropiados, pero no nos fijamos tanto. No obstante, si lo pensamos un poco, tener sexo en un hotel de paso puede traer consecuencias desagradables. ¿Conoces los riesgos? ¿Qué tan seguro es?

Piensa antes de pagar

Al ser un hotel de paso lo que menos vigilarán es la limpieza y la higiene. ¿Entiendes por qué son importantes las categorías? Siendo un momento de pasión no te importará el lugar, pero es importante verificar la ubicación, los servicios y medidas básicas de higiene. Es posible comprobar que el lugar es seguro y las instalaciones son apropiadas para un encuentro íntimo. Sin embargo, tener sexo en un hotel puede ser fuente de infecciones y de enfermedades de transmisión sexual.

¿Realmente son seguros?

El virus del papiloma humano es de las enfermedades más comunes, ya que puede vivir en una superficie hasta 7 días. Si un hotel no tiene medidas de higienes básicas el contagio es probable. Las bacterias y virus se almacenan principalmente en sábanas y bañeras. ¡Imagínate la cantidad de gérmenes que existen! La candidiasis es otra enfermedad que se puede contraer en un sitio de estos. Por esto, es importante la limpieza y el cambio continuo de ropa de cama y baño. Las toallas y sillas deben ser desinfectadas.

¡No te confíes de los precios baratos!

Cuando acudas a un hotel exige la limpieza adecuada y en cuanto percibas alguna anomalía infórmalo para que se limpie inmediatamente y no corras riesgos de contraer alguna enfermedad. Antes de entrar a un hotel, analiza si es la única alternativa disponible. Tu salud es primero, diez minutos de pasión no valen el sufrimiento de una ETS.

Este video te puede gustar