Ser infértil no es razón para recibir violencia por parte de tu pareja

Algunas mujeres creen que al no poder ser madres son poca cosa, pero ser infértil no es motivo para recibir violencia. Muchas aceptan ser maltratadas e incluso lo ven como un castigo por estar “incompletas”. Pero las cosas no son así, la infertilidad se vive y se soluciona en pareja. Él debe estar para apoyarte, no para hacer tu vida un infierno. Juntos necesitan hacer frente al diagnóstico para salir adelante. Si en tu caso no es así, tienes que poner fin a esta situación y buscar ayuda.

Ser infértil no es motivo para recibir violencia de ningún tipo

Antes que nada, debes entender que si no puedes ser madre no estás incompleta. Tampoco por eso vales menos. Si tu deseo es ser mamá puedes adoptar, pero nunca permitas que te menosprecien. Existen distintos tipos de violencia, como la física y la verbal. Ninguna de ellas es aceptable. Si sufres hostigamiento psicológico o tu pareja te agrede físicamente, tu único problema es continuar a su lado. Trata de buscar la forma de volver a ser tú, de recobrar las fuerzas y salir adelante para dejar atrás ese círculo de violencia. No es fácil, pero debes hacerlo por ti, así que reúne todo tu coraje y valor para superar esos maltratos y descalificaciones.

Vence el miedo y los prejuicios sociales

Basta ya de los prejuicios sociales. No darle un hijo a tu esposo no es motivo para recibir golpes ni insultos. Tampoco eres una mala mujer si lo abandonas. Si has decidido dejarlo es porque eres una mujer valiente que prefirió alejarse de un hombre violento. Si aún no lo haces no estás sola, existen muchas mujeres en tu situación. Vence el miedo y encuentra la fortaleza emocional y racional para alejarte de quien no te valora. Es verdad que vendrán muchas adversidades, pero al final valdrá la pena, serás libre.

Vuelve a ser quien antes eras

Después de vivir tanto años bajo la violencia, es difícil volver a encontrarte. Sobre todo porque una vez que te das cuenta, es probable que te reproches haber tolerado esa situación. Eso no importa, es cosa del pasado. Enfócate en recuperar tu identidad y vuelve a ser quien antes eras. Busca pasatiempos que antes solías disfrutar, sal con tus amigos e invierte tiempo en ti misma. Si un nuevo amor llega a tu vida, hazle saber que eres infértil, no lo ocultes. Si él acepta estar a tu lado, entonces vale la pena, y si no, es él quien se lo pierde.

Este video te puede gustar