Señales de que tus pastillas anticonceptivas te están ocasionando problemas emocionales

Es un hecho que el estradiol y la progestina alteran los circuitos nerviosos del cerebro. El estradiol actúa directamente en el sistema límbico, el cual se ha relacionado con el estado de ánimo. Sin embargo, la ciencia aún no determina dónde se origina el estado de ánimo así que no sabemos si las hormonas cambian tu humor, sólo sabemos que actúan en tu cerebro.

A veces hay depresión

En 2005, una universidad australiana utilizó un test de personalidad en personas que toman anticonceptivos y en quienes no. Los resultados mostraron que el 17.6% de quienes tomaban pastillas sufrían depresión, comparado con el 9.8% de personas que no ingerían. El profesor Jayashri Kulkarni, quien llevó el estudio, dijo que descubrieron que las mujeres que toman bajas dosis de estradiol tenían humor significativamente peor que las que usan dosis más altas o las que no usan ninguna pastilla. De hecho, sus puntajes apuntaban a una depresión clínica moderada. Sin embargo, quienes tomaban dosis más altas de estrógeno tenían mejor humor que las que no tomaban ninguna pastilla.

Sin embargo, otro estudio analizó los resultados de otros siete estudios diferentes antes de hacer pruebas con dosis bajas de estradiol y placebos para medir si los cambios de humor son físicos o psicológicos. Si bien los efectos secundarios son los mismos, el estudio revela que todo apunta a que es un efecto psicológico, ya que los cambios de humor se presentaron en usuarias del placebo también.

¿Realmente vale la pena trastornarnos una vez al mes con tal de no tener hijos?

Este video te puede gustar