Señales que indican que no disfrutas tanto en la intimidad como pensabas

Tal vez platicando con tus amigas sobre el sexo, hayas escuchado siempre comentarios positivos. Todas hablan sobre la gran experiencia que es y cómo disfrutan con sus parejas. Pero tú lo has hecho una y otra vez y te das cuenta que no disfrutas tanto como ellas. Algunas señales son claras sobre esto y sin duda, el sexo podría terminar convirtiéndose en una mala experiencia para ti. Checa las señales y si cumples con dos como mínimo, significa que efectivamente, no estás disfrutando; pero ¿eso a qué se debe?

Apenas empezaste, ya quieres terminar

Estás con tu chico y él comienza a querer besarte o besar tu cuerpo, pero tú tienes prisa. No dejas que te bese o que te acaricie; simplemente vas a lo que vas con tal de que acabe lo más pronto posible. Tu novio lo está disfrutando, pero tú sólo ruegas porque acabe lo antes posible.

No das, sólo recibes

No disfrutas tanto, que en realidad no te preocupas de hacer algo para innovar. Te da lo mismo y con tal de que tu pareja acabe pronto, sólo dejas que haga lo suyo y listo.

De un momento a otro pierdes la inspiración

Puedes empezar muy emocionada y así sin más pierdes la chispa, pero es porque no disfrutas tanto como tú quisieras.

Da igual si hay juego previo o no

Aunque has escuchado mucho sobre el juego previo y la importancia para disfrutar de la intimidad, en tu caso no te importa tanto. Sólo quieres que todo pase lo más rápido posible.

Por qué no disfrutas

  • Tu pareja no sabe hacerlo. Muchas veces no disfrutamos de la intimidad no porque el sexo y nosotras seamos enemigas. Más bien tiene que ver con tu pareja. Si no tiene ese toque necesario, de nada servirá que meta y saque sin sentido alguno.
  • Eres asexual. Simplemente no sientes atracción sexual ni por hombres ni por mujeres y tal vez no lo sabías.
  • Porque no conoces tu cuerpo. Antes de estar con alguien, lo más recomendable es que conozcas tu cuerpo para que descubras qué es lo que te gusta.

Este video te puede gustar