Señales de que te estás mintiendo a ti misma, ¡cuidado!

Las mentiras son malas, pero lo peor es cuando esas mentiras te las dices a ti. Tal vez no eres consciente de ello o si lo eres, prefieres hacer de cuenta que no pasa nada. Cuando te estás mintiendo a ti misma, las cosas van realmente mal. ¿Por qué? Porque no puedes esperar que todo a tu alrededor sea sincero si no empiezas contigo misma. Engañar a tu mente puede ser una muy mala idea. Para que eso no te pase o hagas algo al respecto, te daré algunas de las pistas de que las cosas andan mal.

Dejar cualquier cosa “para cuando tengas tiempo”

Muchas veces dejas de hacer algo porque no tienes el suficiente tiempo, según tú. La realidad es que cualquier momento es bueno para hacer eso que tantas ganas tienes. Cualquier día tienes que enfocarte en vivir y disfrutar. Deja de esperar el momento, porque puede que ya lo tengas enfrente y no te des cuenta.

Yo lo cambiaré

Te estás mintiendo a ti misma si sales con un chico que tiene problemas o que no te gusta cómo se comporta y sigues con él con la esperanza de que tú “puedas arreglarlo”. La realidad es que él no cambiará a menos que sea SU deseo, SUS ganas y SU interés, no el tuyo.

Él va a cambiar porque me ama

Referente al punto anterior, como dije, él sólo cambiará si quiere hacerlo. Aunque diga que te ama, si quiere seguir con ciertas actitudes es algo que sólo decide él.

Controlitis

Deja de querer que siempre se hagan las cosas como sólo tú quieres. A veces ayuda ceder el poder, así te liberas de tanta presión y puedes dedicar ese tiempo para algo más.

Despilfarre total

Te estás mintiendo a ti misma si compras más de lo que puedes pagar. Está bien que aproveches las rebajas siempre y cuando tengas el dinero. De lo contrario evita andar comprando lo que no puedes pagar.

Haces ejercicio pero comes fatal

Si eres una chica que se la vive en el gimnasio, trabajando arduamente para quemar todas esas calorías, pero cuando sales de ahí comes muchos antojitos, te estás mintiendo a ti misma. ¡Simple! Si quieres que valga la pena todo lo que haces, cuídate también desde dentro. Come bien, y así será más valioso todo.

Este video te puede gustar