Señales de que podrías sufrir anemia, ¡cuidado!

Se necesitan por lo menos 10 mg de hierro al día, si no consumes esta cantidad puede que poco a poco generes una anemia. Lamentablemente el origen de la anemia suele ser consecuencia de una mala alimentación. Las dietas milagro o una dieta inadecuada puede llevarte a una anemia. Esta consiste en la falta de glóbulos rojos sanos. En tanto que conducen el oxígeno a los distintos órganos, tener anemia puede ser peligroso para tu salud. Si sufres anemia puedes sentir los siguientes síntomas:

Síntomas

 

Es muy común que las personas con anemia tengan la corazonada de sentir que algo no va bien, pero no lo confirman hasta que se hacen un análisis de sangre. Presta atención estos son algunos de los síntomas más frecuentes:

  • Fatiga
  • Debilidad
  • Piel pálida o amarillenta
  • Latidos del corazón irregulares
  • Dificultad para respirar
  • Mareos o aturdimiento
  • Dolor en el pecho
  • Manos y pies fríos
  • Dolor de cabeza

Es muy importante que acudas a tu médico, pues una falta constante de hierro puede tener graves consecuencias.

¿Cómo puede afectarte?

La anemia se produce porque no hay suficiente hemoglobina en tu sangre. Esta es una proteína rica en hierro que se encuentra en los glóbulos rojos y transporta el oxígeno a todo tu cuerpo. Si no hay suficientes glóbulos rojos, tu corazón tiene que hacer más esfuerzo para que la sangre circule. Esto provoca lentamente arritmia, soplos, aumento en el tamaño del corazón e incluso insuficiencia cardiaca. Es importante que te encuentres bien informada, pues las dietas extremas son las principales culpables de este problema. Este problema se puede incrementar si además estas realizas ejercicio.

¿Por qué pasa?

 

  • Una dieta carente de ciertas vitaminas. Una dieta muy baja en hierro, vitamina B12 y folato incrementa el riesgo de anemia.
  • Trastornos intestinales. Algunas enfermedades interfieren en la absorción de nutrientes en tu intestino delgado, como la enfermedad de Crohn o la enfermedad celiaca.
  • Menstruación. Al perder sangre hay pérdida de glóbulos rojos. Por lo general se debe a una alimentación pobre.
  • Embarazo. Si estás embarazada y no tomas un suplemento multivitamínico con ácido fólico puede haber anemia.
  • Enfermedades. Ciertas alteraciones pueden favorecer la aparición de anemia, como infecciones, enfermedades de la sangre y trastornos autoinmunes, alcoholismo, exposición a químicos tóxicos y uso de algunos medicamentos pueden afectar la producción de glóbulos rojos.

Si sientes que puedes tenerla corre a tu médico. Existen muchos tratamientos para deshacerte de ella. No dejes que avance.

Este video te puede gustar