Semillas de papaya: conoce los beneficios de consumirlas

Las frutas nos aportan bienestar porque cuentan con vitaminas y nutrientes que favorecen la salud. Sin embargo, en la mayoría de las veces solo ingerimos la pulpa y descartamos las semillas y la cáscara. La razón es que desconocemos los beneficios que pueden proporcionarnos al ingerirlas. Este es el caso de las semillas de papaya. Seguramente no conoces los excelentes beneficios que nos aportan estas pequeñas bolitas que retiramos de la fruta. Si sufres constantemente de problemas intestinales, te invito a que sigas leyendo. Según un estudio realizado en Obafemi Awolowo University, en Nigeria, las semillas de la papaya contribuyen a la salud intestinal. Quizá, es momento de olvidarte de los medicamentos y optes por lo natural.

Las semillas de papaya protegen el higado

¿Estreñimiento? Olvídate de este terrible problema que inflama el abdomen. Para tener un mejor tránsito intestinal, se recomienda que consumas semillas de papaya. Se ha comprobado que, además, combate a la terrible bacteria de la salmonela. Por otro lado, consumir semillas de papaya fortalece el sistema inmune, por lo que el organismo está mejor equipado para evitar que las infecciones invadan al cuerpo. Por otra parte, no solo beneficia el aparato digestivo, también protege al hígado. El hígado es un órgano vital y funciona como un filtro de lo que consumimos todos los días. Las semillas se encargan de depurar al hígado. La papaya es una fruta que contiene poca azúcar y se recomienda a los pacientes con diabetes. En este sentido, las semillas de papaya absorben la glucosa, impidiendo que vayan al torrente sanguíneo.

¿Cómo comerlas?

Es importante que elijas una papaya dulce para que las semillas no sean tan amargas. Conforme te acostumbres al sabor ve eligiendo papayas más grandes o maduras, según tus necesidades. Las semillas se pueden comer enteras pero en cantidades mínimas, no abuses puedes dañar las papilas gustativas y el sistema digestivo. Como el sabor es amargo empieza por una cantidad pequeña. Consume dos semillas al día o una cucharadita y después aumenta hasta una cuchara sopera.

¿Estás lista para ingerir semillas de papaya?

Este video te puede gustar